Chequeo de fertilidad

Es recomendable iniciar un estudio de esterilidad en la pareja si tras 1 año de relaciones sexuales regulares sin protección no se ha conseguido embarazo. Normalmente el 85% de parejas lo consiguen tras el año.

La esterilidad aumenta con la edad de manera progresiva, debido a la diminución de la reserva ovárica y del empeoramiento de la calidad de los ovocitos. Hay una disminución en las tasas de gestación a partir de los 35 años, que se agudiza de manera brusca, a partir de los 40 años. Por lo que por encima de los 35 años, tras 6 meses de intento de gestación sin éxito sería aconsejable un estudio de esterilidad.

Para realizar un Primer Chequeo de Fertilidad, es aconsejable realizar:

  • Una Historia Clínica completa de los dos miembros de la pareja, incluyendo antecedentes familiares y personales. Valorar historia menstrual, contraceptiva y de fertilidad de la pareja. Hábitos sexuales, hábitos tóxicos, exposición a factores ambientales. Historial detallado de esterilidad, valorando las pruebas diagnósticas y los tratamientos previos, si los ha habido.
  • Exploración física adecuada, en el caso de la mujer, incluirá una ecografía transvaginal, para valorar la presencia de alteraciones en el útero, las trompas y los ovarios. Nos permitirá realizar una correcta valoración de la reserva ovárica, si la realizamos del 3º al 5º día de regla, mediante el recuento de folículos antrales, menos de 6 folículos indican una baja reserva ovárica.
  • Valoración hormonal en la mujer, mediante hormonas basales del 3º al 5º de regla: FSH y estradiol, puede orientarnos sobre el estado de la reserva ovárica de la mujer. La valoración de la Hormona antimülleriana mide también la reserva ovárica y se puede realizar en cualquier fase del ciclo. Es útil para medir tanto la baja como la alta respuesta del ovario, a la hora de ajustar dosis de medicación en la estimulación ovárica.
  • Seminograma del varón, es una prueba obligada en la primera visita, para valora el número y la movilidad de los espermatozoides.

Estas serían las pruebas básicas, a partir de ellas nos orientarían a pedir otras en función de sus resultados.

  • Valoración de la permeabilidad tubárica, para valorar el estado de las
    trompas. Dado que la fecundación se produce en la trompa, esta prueba nos permite saber si el espermatozoide puede subir por la trompa para poder unirse al ovocito y que tenga lugar dicha fecundación. Para ello, se puede realizar una Histerosalpingografia o una Histerosonosalpingografía. Si tenemos un seminograma alterado, subsidiario de realizar una técnica de fecundación in vitro, ya no sería necesaria la prueba de permeabilidad tubárica.
  • Si el espermiograma está alterado, se recomienda repetirlo al cabo de
    unas semanas y realizar estudios complementarios, como el REM
    (recuento de espermatozoides móviles) para orientar adecuadamente el tipo de técnica de reproducción asistida a seguir. Si hay algún hallazgo patológico, se deben realizar más pruebas: cariotipo….



Espermiograma

Un espermiograma (o seminograma) es una prueba que sirve para analizar la capacidad reproductiva del hombre a través de la evaluación de la calidad del esperma.

Consiste en la toma de una muestra de semen a través de la que se analiza su correcto funcionamiento o por el contrario, se detectan problemas de fertilidad masculina. También puede resultar relevante para decidir qué técnica de reproducción asistida es la más adecuada para la pareja según los resultados proporcionados
por este examen.

Para la correcta realización de la prueba, se recomienda un periodo de abstinencia sexual, en el que no se haya producido ninguna eyaculación en los 4-6 días anteriores al examen.

Son varios los parámetros que se analizan a través de esta prueba, permitiendo conocer la concentración, movilidad y calidad de los espermatozoides. Los datos más importantes que aporta un espermiograma nos podrán decir:

  • Si el movimiento de los espermatozoides es rápido, lento, pendulante o si, por el contrario, son inmóviles.
  • La morfología del espermatozoide, a través de la que se evalúa si existe alguna anormalidad.
  • El recuento, considerándose normal a partir de 15 millones por mililitro de semen.

En muchos casos, la realización de un solo espermiograma no es concluyente para la toma de decisiones y, por lo general, se aconseja que se realicen al menos dos exámenes de este tipo para asegurarnos de que no existen alteraciones en los mismos.


Fecundación in vitro

La Fecundación in Vitro es la técnica de reproducción asistida más habitual cuando se necesita ayuda para conseguir el embarazo. Es fiable, segura y cada vez más sencilla.

Tras estimular los ovarios para conseguir un alto número de óvulos, estos se recogen para ser fecundados con los espermatozoides dentro del laboratorio, creándose así embriones que evolucionarán y serán transferidos días más tarde a la madre, o congelados para futuros hermanos o tratamientos si se desea.


En ACCUNA contamos con unas modernas instalaciones y equipo médico propio para que el proceso sea lo más cómodo y seguro posible, acercándote y simplificándote el camino para ser mamá.


Inseminación artificial

La inseminación artificial conyugal consiste en depositar el semen de la pareja en el fondo de la cavidad uterina, para facilitar a los espermatozoides un acercamiento al lugar de la fecundación en las trompas.

Este procedimiento está indicado cuando el semen está alterado en calidad o en cantidad de forma leve o moderada, cuando hay un factor cervical, en casos de esterilidad de origen desconocido o si fallan los ciclos de inducción de la ovulación con coito dirigido.

El procedimiento conlleva tres fases:

  • Estimulación ovárica controlada.
  • Preparación del semen.
  • Inseminación

La estimulación ovárica se realiza para conseguir la ovulación controlada y conocer el momento óptimo de la inseminación.

El varón facilita una muestra de su semen que es procesada y capacitada en el laboratorio, para aumentar su movilidad y seleccionar los mejores
espermatozoides.

A continuación se procede a la inseminación propiamente dicha que consiste en introducir, a través del cuello uterino, una cánula fina cargada con los
espermatozoides de la pareja. Es una técnica sencilla, no dolorosa y dura poco tiempo. Después la paciente tiene que hacer reposo durante unos diez minutos, pudiéndose reincorporar a sus actividades habituales, sin necesidad de cambiar sus hábitos.


Inseminación artificial con semen de donante

La inseminación artificial con semen de donante consiste en depositar el semen procedente del banco de semen en el fondo de la cavidad uterina para facilitar a los espermatozoides llegar al lugar de la fecundación en las trompas.

Este procedimiento está indicado cuando la calidad del semen de la pareja está muy alterada y en mujeres sin pareja masculina.

El procedimiento conlleva tres fases:

  • Estimulación ovárica controlada.
  • Preparación del semen.
  • Inseminación

La estimulación ovárica se realiza para conseguir la ovulación controlada y conocer el momento óptimo de la inseminación.

Se selecciona una muestra seminal de un varón donante con características físicas similares a la pareja o la futura madre. En España, la donación de semen es un acto altruista, voluntario y anónimo, mediante el que jóvenes sanos, con una calidad de semen óptima deciden donarlo. La muestra de semen es procesada y capacitada en el laboratorio, para aumentar su movilidad y seleccionar los mejores espermatozoides.

A continuación se procede a la inseminación propiamente dicha que consiste en introducir a través del cuello uterino una cánula que los contiene. Es una técnica sencilla, no dolorosa y dura poco tiempo, después la paciente tiene que hacer reposo durante unos diez minutos, pudiéndose reincorporar a sus actividades habituales.


Adopción de embriones

Si buscas quedarte embarazada de la manera más sencilla y rápida, adoptar un embrión es un sencillo tratamiento alternativo. Su coste es más reducido ya que, en la mayoría de los casos, se realiza con embriones procedentes de parejas que ya han realizado previamente un tratamiento de reproducción asistida y que, altruistamente, han donado sus embriones para que otra pareja o mujer pueda cumplir su sueño de ser madre.

El procedimiento es más sencillo que otros tratamientos, puesto que solo necesitas que preparemos tu endometrio para que pueda recibir correctamente el embrión que es transferido en el momento más adecuado, evitándote sedaciones y la toma de hormonas y u otros tratamientos más invasivos.


Ovodonación

La finalidad de este tratamiento es proporcionar un embarazo a mujeres que han perdido la posibilidad de contar con sus propios ovocitos.

La ovodonación se realiza con ovocitos vitrificados de pacientes con fertilidad comprobada.

Los ovocitos se obtienen de mujeres sanas que libre, voluntaria y altruistamente los donan. Tras una estimulación ovárica controlada, se recuperan y se mantienen congelados, hasta el momento en que se requieren para inseminarse con espermatozoides de la pareja o, en su caso, procedentes del banco de semen.

Posteriormente los embriones que se hayan generado son transferidos al útero de la madre receptora que ha sido preparado para lograr una correcta anidación.


El procedimiento de la donación de ovocitos está regulado por la legislación española vigente, que garantiza el anonimato de ambas partes y los correctos controles de salud y serologías.

Pide cita gratis

Tu primera consulta es gratuita.

Consúltanos sin compromiso:
965 126 690
  • PIDE TU CITA
  • SOLICITA INFORMACIÓN

Acepto las condiciones

Acepto las condiciones

Uso de cookies

Este sitio Web utiliza cookies, propias y de terceros con finalidad estadística, de publicidad, multimedia y social para compartir. Si continúas navegando, se entiende que aceptas su uso y en caso de no aceptar su instalación deberás visitar el apartado de política de cookies, donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACEPTAR
Aviso de cookies