Todos los hombres no pueden donar semen

¿Todos los hombres pueden donar semen?

Cuando los hombres se acercan a la sede de Accuna (Alicante), interesados en la donación de semen, una de las primeras sorpresas es saber que no todos los hombres pueden ser donantes. Muchos de ellos son descartados porque para donar esperma es necesario cumplir una serie de requisitos. Hay que tener entre 18 y 35 años, una buena salud mental y física y no sufrir ninguna enfermedad genética ni de transmisión sexual, por ejemplo.
Además, antes de decidir si puede donar semen se realizan una serie de pruebas como un estudio de sus características fenotípicas, otro estudio de la calidad seminal (para lo cual es necesario acudir con una abstinencia sexual de tres a cinco días), análisis de sangre para estudio genético y estudio de enfermedades infecciosas (sida, hepatitis B y C, sífilis) y se toma una muestra de orina para analizar otras enfermedades de transmisión sexual. Asimismo también se realiza una prueba de congelación del semen.
La evaluación del hombre para considerar si puede donar sangre va más allá, pues se añade un test psicológico y una entrevista personal y cumplimentación de  un cuestionario sobre enfermedades, antecedentes familiares y hábitos personales.
El hecho de no superar esta fase previa es considerado como normal por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de manera que el hecho de no ser aceptado no significa que haya una dificultad para ser padres en un futuro.
¿Todo el semen donado se utiliza para fecundar óvulos?
Sí, efectivamente todo el esperma se usa en diferentes tratamientos como la inseminación artificial, que consiste en ver cuándo la mujer va a ovular, mediante una ecografía, y depositar la muestra de semen dentro de la cavidad uterina en el momento más adecuado y en las mejores condiciones posibles. También está presente en la fecundación in vitro. Con esta técnica se estimula la ovulación durante ocho o diez días, se extraen los óvulos y es, en este momento, cuando se conectan óvulos y espermatozoides procedentes del semen del donante. Por último, una de las técnicas más avanzadas en las cuales se utiliza semen donado se denomina microinyección espermática y consiste en que, por cada óvulo, tenemos que coger un espermatozoide bueno e inyectarlo dentro del ovocito.
¿Qué ocurre con el semen donado?
El esperma que los hombres donan en la clínica Accuna permanece en las instalaciones para ser utilizado como semen anónimo. En España, con la normativa vigente, no se pueden elegir las características del donante ni conocerlo. La Ley 35/88, en el artículo 5º que permite la contribución de donantes aclara específicamente que « la elección del donante es responsabilidad únicamente del equipo médico que realiza la técnica de reproducción asistida». Cuando una mujer o una pareja necesitan semen de donante es la clínica la que hace la adjudicación del semen del donante teniendo en cuenta la compatibilidad del grupo sanguíneo así como características fenotípicas como la raza, peso, talla, color de pelo y de ojos.
La ley 14/2006 describe el anonimato del donante garantizándole la confidencialidad de su identidad. Así mismo, los donantes no tienen derecho a conocer la identidad del niño nacido. Tampoco existe la posibilidad de que el niño nacido por estas técnicas conozca la identidad del donante. La ley española ampara al donante, impidiendo a los hijos biológicos ponerse en contacto con el donante, así como solicitar contraprestaciones por paternidad. El receptor no conocerá nunca ningún dato del donante, así tampoco sus descendientes. El donante tampoco podrá conocer la mujer que será receptora de su semen.
El semen aportado por los donantes se puede conservar en nitrógeno líquido por tiempo indefinido y continuar siendo apta para la fecundación. Para que esto sea posible, los espermatozoides son protegidos con un medio crioprotector que permite la durabilidad de las muestras congeladas en nuestra clínica. La criopreservación o congelación de semen es una técnica de preservación de la fertilidad masculina conocida desde hace más de 70 años. Consiste en la conservación de una muestra seminal para su uso en un futuro posterior en un tratamiento de fertilidad. Se han llegado a obtener embarazos con muestras que llevaban hasta 15 años congeladas.
Proceso de donación de semen
Una vez que el hombre interesado en donar semen cumple los requisitos básicos, antes mencionados, comienza el proceso de donación que dispone las siguientes fases:
1.    Obtención de la muestra: es necesario que el paciente guarde entre tres y cinco días de abstinencia sexual. No son convenientes muchos días más (los límites están en no menos de dos y no más de siete días). Entrega la muestra en la clínica de fertilidad antes de que transcurra una hora, tras la obtención de la muestra en su domicilio. Para ello es imprescindible recoger dicha muestra en un vaso estéril de venta en farmacias, con las máximas condiciones higiénicas (lavado previo de manos) y procurando que la muestra sea completa (que no caiga nada fuera del vaso). Hay que protegerlo de la luz con papel de aluminio y que la muestra no se enfríe demasiado. Si tardara más de una hora en entregarla en nuestro laboratorio, es preferible obtenerla en la propia clínica.
Una vez que entre en el proceso, el donante acude a la clínica Accuna una vez por semana para llevar a cabo la donación:
–    No es necesario realizar ningún tratamiento ni tomar medicación.
–    Es flexible: nos adaptamos a sus horarios dentro de nuestra jornada laboral.
–    Es rápido, en tan solo 15 minutos se realizan todos los análisis de semen.
–    Su ayuda se compensará económicamente de acuerdo a la legislación vigente.
2.     Análisis de la muestra: nuestro laboratorio de andrología analizará dicha muestra y determinará si tiene la calidad suficiente para ser congelada.
3.    Congelación de la muestra: será almacenada en nuestro banco de semen si es válida para ser congelada y utilizada en una posterior fecundación. Tras añadirle un medio crioprotector, se congelará con vapores de nitrógeno líquido (-196ºC) y se almacenará perfectamente identificada hasta que sea necesario utilizarla.
¿Cada cuánto tiempo se puede donar semen?
Lo habitual es que una vez aceptado como donante de semen se recomienda una media de una donación semanal durante un periodo de tres a seis meses, aunque esto puede variar según las diferentes clínicas. Por supuesto, es importante aclarar que no es obligatorio para ningún donante de esperma acudir a la clínica todas las semanas.
Por otro lado, la ley establece que se pueden seguir utilizando muestras de semen de un hombre hasta que haya seis hijos nacidos de ese donante en España. Una vez alcanzado este límite deberían destruirse las muestras restantes del donante de todos los bancos de semen.
Para aclarar más dudas que puedas tener o conocer más detalles de la donación de semen, no dudes en ponerte en contacto con el equipo Accuna. Llámanos al 96 512 66 90 o pide cita.
Para conocer los próximos temas de nuestro blogsíguenos en facebook o twitter.
Paula Gadea
 



Acepto Política de Privacidad