Mes de la fertilidad, conoce a Teresa

Mes de la fertilidad: tratamiento de inseminación artificial, conoce a Teresa

Junio es el mes de la fertilidad y hoy vamos a conocer a Teresa, una de las futuras mamás que ha conseguido quedarse embarazada gracias a la ciencia y a la clínica Accuna.
Teresa tiene 36 años y por no tener una pareja estable y un ritmo de trabajo muy activo, es ejecutiva, ha ido retrasando el momento de ser mamá. Una vez ha llegado a los 36 años ha decidido que ya no puede esperar más y ha optado por quedarse embarazada mediante un tratamiento de fecundación artificial con semen de un donante.
¿Por qué estabas retrasando el momento de ser mamá?
La razón principal fue que me estuve centrando principalmente en mi trabajo y en tener una buena estabilidad laboral. Primero me enfoqué en mis estudios y, una vez terminados, optar por distintos ámbitos laborales, para saber cuál era el que más me gustaba. Una vez encontré la estabilidad laboral, no encontré una estabilidad sentimental para poder formar la familia deseada.
¿Cuáles han sido las razones para realizarte este tratamiento?
No tener una pareja estable para poder formar una familia ha sido el motivo central de mi decisión de ser mamá gracias a la ciencia. Después de estar pensándolo con detenimiento y ver que mis relaciones personales no cuajaban, lo consulté con mi familia y con su apoyo me decidí por el tratamiento de fecundación artificial mediante semen de un donante, al que estaré siempre totalmente agradecida.
¿En qué consiste el tratamiento y cómo te has sentido con él?
La inseminación artificial con semen de donante consiste en depositar el semen procedente del banco de semen en el fondo de la cavidad uterina para facilitar a los espermatozoides llegar al lugar de la fecundación en las trompas.
Este procedimiento está indicado para mujeres sin pareja masculina y en parejas heterosexuales cuando la calidad del semen de la pareja está muy alterada.
El procedimiento para realizar la inseminación artificial consta de tres partes a las que me tuve que someter:

  • Estimulación ovárica controlada y seguimiento ecográfico: se realiza para poder conocer el momento idóneo para la inseminación. La estimulación ovárica es mucho más suave que la que se utilizan en los tratamientos de fecundación in vitro.
  • Elección y preparación del semen que proviene del banco de semen: se selecciona una muestra de semen de un donante que tenga características físicas similares a la futura mamá. La muestra de semen es recogida, procesada y capacitada en el laboratorio, de esta forma se aumentará su movilidad y se seleccionarán los mejores espermatozoides para poder conseguir que la inseminación llegue a buen cauce.
  • Inseminación: se introduce a través del cuello uterino una cánula que contiene los espermatozoides seleccionados. Es una técnica sencilla, indolora y rápida. Una vez realizada la inseminación tuve que hacer reposo durante unos diez minutos y luego ya pude hacer vida normal.

El proceso ha sido muy rápido y para lograr el embarazo tuve que realizarme tres ciclos. Ahora me encuentro en la semana 16 de embarazo sabiendo que todo va bien y viviendo esta etapa de mi vida con muchísima ilusión.
Estoy muy agradecida al equipo de Accuna por su profesionalidad, por entenderme y por apoyarme en esta situación y tratamiento, además el seguimiento del embarazo ha sido gratuito, así que los costes han sido más económicos.
Si quieres tener más información, no dudes en contactar con nosotros.
Para conocer los próximos temas de nuestro blogsíguenos en facebook o twitter.



Acepto Política de Privacidad