Embarazo más allá de los 40 años, ¿es perjudicial para el bebé?

Cada día más, nuestro estilo de vida, nos hace postergar más tiempo la maternidad. El deseo de superación y lograr las metas deseadas son los principales motivos de retrasar el tan deseado embarazo para la gran mayoría de las mujeres. Pero está bien el alcanzar esas metas, por un lado, pero el problema llega cuando el embarazo se produce más allá de los 40 años, porque empiezan a surgir complicaciones.

En primer lugar, el embarazo a partir de esta edad, puede aumentar las probabilidades de patologías maternas-fetales como: Diabetes gestacionales, hipertensión durante el embarazo, pre eclampsia, cesáreas, anomalías cromosómicas fetales, abortos, etc…

En este sentido, cabe destacar también que el postergar la maternidad más allá de esta franja de edad, incrementa la necesidad de acudir a técnicas de medicina reproductiva, pues la capacidad reproductiva en la mujer, se ve comprometida a partir de los 35 años y la probabilidad de conseguir un embarazo de forma natural a partir de los 40 es muy baja.

Teniendo en cuenta estos factores, es importante que todo embarazo a partir de los 40 años sea controlado en una unidad de alto riesgo obstétrico y que cuente con un buen servicio neonatal; pues aunque la mayoría de estos embarazos llegan a buen fin, es mejor estar preparados ante cualquier eventualidad que se presente durante la gestación, y durante los primeros días del nacimiento.

El consejo que ofrecemos al respecto desde la Clínica es que el embarazo sea siempre por debajo de los 40 años. No obstante,  los avances de las técnicas de diagnósticos y terapéuticas; cada día disminuyen más las complicaciones materno-fetales en las mujeres que tienen que postergar el embarazo.

Dr. Ricardo Delgado



Acepto Política de Privacidad