ovarios poliquisticos

Síndrome de ovarios poliquísticos

¿Tienes irregularidades en tu ciclo menstrual? ¿Has notado crecimiento de vello corporal en zonas que no tenías antes? Estos síntomas pueden indicar un síndrome de ovarios poliquísticos. La mayoría de los casos afecta a mujeres jóvenes, aunque también se puede diagnosticar en chicas adolescentes.

Se desconoce su causa, pero puede clasificarse dentro de las enfermedades genéticas. Está considerado uno de los trastornos endocrinos con desequilibrio hormonal más frecuente en mujeres en edad reproductiva y que puede afectar a la esterilidad de la mujer. Estos desajustes en las hormonas son lo que pueden provocar cambios en el ciclo menstrual, quistes ováricos, dificultades para quedar embarazada y otros cambios en la salud de la mujer. 

Durante un ciclo menstrual normal, se produce la liberación de uno o más óvulos, lo que se conoce como ovulación. En la mayoría de los casos, suele producirse unas dos semanas después del inicio del ciclo menstrual. En el síndrome de ovarios poliquísticos, debido a los cambios en los niveles de las hormonas, la liberación de óvulos maduros y completamente desarrollados es dificultosa. En lugar de esto, permanecen en los ovarios rodeados por una pequeña cantidad de líquido.

Los principales cambios que se producen en el ciclo menstrual son:

  • Amenorrea secundaria, esto significa ausencia del periodo menstrual después de haber tenido uno o más periodos menstruales normales durante la pubertad.
  • Periodos menstruales irregulares, que pueden ser intermitentes.


En el organismo pueden desencadenarse otra serie de cambios como:

  • Vello corporal en el pecho, el abdomen y la cara, al igual que alrededor de los pezones.
  • Acné en cara, tórax o espalda.
  • Cambios en la piel tales como marcas y pliegues cutáneos gruesos u oscuros alrededor de las axilas, la ingle, el cuello y las mamas.
  • Síndrome metabólico: con tendencia a la obesidad central y otros síntomas relacionados con la resistencia a la insulina.


Reconocer la presencia de este síndrome en la mujer puede resultar complicado. Una chica puede tardar hasta dos años en presentar periodos regulares en su menstruación, por lo que es posible que las alteraciones provocadas por el desequilibrio hormonal, puedan dar la cara más tarde.

El síndrome de ovarios poliquísticos, afecta a la fertilidad interfiriendo con la ovulación y alterando los ciclos menstruales de forma que el momento ovulatorio se hace poco predecible.

En muchas ocasiones la respuesta más rápida y fácil cuando la paciente con ovarios poliquísticos no consigue el embarazo, es prescribirle un tratamiento de fecundación in vitro convencional.

Sin embargo, nuestra manera de abordarlo, a no ser que existan antecendentes personales o contraindicación médicas que lo desaconsejen, es propiciar una concepción natural y solo recurrir a la técnica FIV cuando sea imprescindible, diseñando una pauta personalizada de tratamiento.

Por ello tras estudiar el caso, entre las diferentes posibilidades, nuestro equipo facultativo, le podrá orientar entre otros recursos, hacia ciclos de clomifeno para facilitar el embarazo en casa y si no recupera la función ovárica, puede proponer entre otros tratamientos, el “drilling vaginal”; un procedimiento que restituye temporalmente la regularidad ovulatoria facilitando la gestación natural.

Si es tu caso y tienes dudas sobre ello, ponte en contacto con accuna y nuestro equipo de ginecólogos profesionales te ayudará a resolverlas.



Acepto Política de Privacidad