Embarazo - Monitor ecografía del feto.

¿Porque hay que evitar el embarazo múltiple?

No siempre es cierto el dicho de que “dos son mejor que uno”.  Por definición el embarazo múltiple se entiende como el desarrollo simultaneo en el útero de dos o más fetos; siendo su frecuencia de un embarazo gemelar por cada 85 gestaciones.

La biología de los gemelos tiene dos posibilidades:

  • A. Gemelos monocigóticos: provienen de la fecundación de un solo ovulo y división posterior del huevo, dando lugar a dos fetos idénticos pues comparten la misma carga genética.
  • B. Gemelos bicigóticos, los cuales provienen de la fecundación de dos óvulos, por distintos espermatozoides, dando lugar a fetos distintos pues no comparten la misma carga genética.

El embarazo es un acontecimiento maravilloso en la vida de la mujer. Por desgracia, a veces puede presentar complicaciones, algunas de las cuales enumeraremos a continuación:

  • Abortos: Aumentan su frecuencia en hasta tres veces si los comparamos con embarazos de fetos únicos
  • Polihidramnios ( aumento patológico del líquido amniótico)
  • Parto pretermito: Mayormente entre las 34 – 35 semanas y por lo general como consecuencia de rotura prematura de las membranas amnióticas
  • Cesáreas: Hay una mayor incidencias de cesáreas en los embarazos múltiples que con los de un solo feto
  • Complicaciones intra parto: Como hemorragias en el alumbramientos, prolapso cordón umbilical (salida del cordón antes que el feto), atonías uterinas (útero que no se contrae), etc.

Por todo lo anteriormente descrito es fácil entender que el embarazo múltiple se considera de alto riesgo, y que la paciente y su médico, deben de tomar una serie de medidas para disminuir lo máximo posible las complicaciones que pueden presentarse con mayor frecuencia en las gestaciones múltiples, y que en su mayoría están ligadas con la morbimortalidad fetal, la cual está relacionada mayormente con la prematuridad fetal.

Tales medidas son: generalmente el debido reposo para disminuir el retardo de crecimiento fetal intrauterino; hospitalización de la paciente entre las 30 semanas para una monitorización más estrecha de la evolución y detección de complicaciones; administración de fármacos para inducir maduración pulmonar fetal; control de alguna patología que tenga la paciente asociadas al embarazo como hipertensión o diabetes, las cuales pueden exacerbarse en los embarazos múltiples.

A menudo, los tratamientos de reproducción asistida conllevan gestaciones múltiples. La destreza del equipo médico y la tecnología -cada vez más-, permiten obtener tasas de éxito muy buenas con un solo embrión. Por ello, en muchas ocasiones, aconsejaremos la transferencia única para evitar los embarazos multiples.

Por lo tanto, a veces cabe invertir el dicho y pensar que “uno es mejor que dos”.

Dr. Ricardo Delgado, Ginecólogo de accuna. 

Para conocer los próximos temas de nuestro blogsíguenos en facebook o twitter



Acepto Política de Privacidad