Detrás del éxito hay un gran trabajo que comienza en el laboratorio

La Inseminación Artificial paso a paso

¿En qué consiste la Inseminación Artificial?

La inseminación artificial consiste en depositar los espermatozoides en el útero de la mujer.

Para ello, la paciente requiere una preparación previa mediante medicación, estimulando el desarrollo de uno o varios folículos, hasta alcanzar el tamaño óptimo para llevar a cabo la inseminación.

Previamente, en el laboratorio se capacita el semen consiguiendo así los mejores espermatozoides y aumentando las tasas de éxito de ésta técnica. Tan solo es necesario dejar una muestra de semen habiendo seguido una serie de recomendaciones:

  • Mantener abstinencia durante 3/5 días
  • No haber tomado determinados fármacos como por ejemplo antibióticos
  • No haber tenido fiebre recientemente.


Una vez preparada la paciente y finalizado el ciclo de estimulación, procedemos a desencadenar la ovulación administrándole otro tipo de fármaco. Llegado este momento se deposita el semen, previamente capacitado, en el útero de la mujer.

En Accuna tenemos muy en cuenta que la sociedad demanda nuevas formas de maternidad. Ser madre soltera es una de las posibilidades y la clínica pone todos los medios para lograr una fecundación in vitro con todas las garantías. En este caso se recurre al banco de semen. El donante ha pasado previamente unos rigurosos controles médicos que aseguran la calidad y seguridad del proceso.

Unos días después de la inseminación llega el momento más esperado, el análisis de sangre (B-hcg) con el que se comprueba si el tratamiento ha tenido éxito y la paciente está embarazada

Raquel Molina, técnica en análisis clínicos en Accuna.



Acepto Política de Privacidad