Factores que alteran la calidad del semen. ¿Cómo mejorarla?

¿Por qué cada vez es peor la calidad del semen en los hombres? ¿Qué podemos hacer para mejorarla?

La disminución de la calidad del semen en varones es cada vez más frecuente, tanto por malos hábitos, como por otra serie de factores externos.
Para el estudio de la calidad seminal recurrimos al seminograma, análisis del eyaculado del semen, para el que debemos tener en cuenta ciertos parámetros y valores. Este análisis del semen va a realizarse siguiendo las técnicas y criterios estandarizados descritos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2010). El objetivo de dicha estandarización es la mejora de la calidad en los laboratorios de andrología. De esta forma, un seminograma va a constar de diversas pruebas:

  • Estudios macroscópicos: viscosidad, licuefacción, color Ph y volumen.
  • Estudios microscópicos: concentración o recuento espermático, motilidad, vitalidad, morfología, leucocitos y Ac anti-espermatozoides.

La OMS considera «normal» un volumen de 1.5 mililitros de semen por eyaculación, con una movilidad «buena y rápida» del 40%, morfología normal del 4% o mayor de espermatozoides y una concentración de 15 millones de espermatozoides por eyaculado.
La baja calidad del esperma es el problema de fertilidad más frecuente entre el sexo masculino. Más del 50% de los jóvenes españoles presenta un semen de mala calidad, no alcanzando los parámetros que la OMS considera normales, según los datos de un estudio realizado por más de 60 centros de reproducción asistida de España.
Como factores ambientales que influyen en el aumento de la mala calidad del semen, debemos nombrar: la contaminación, alimentación, tabaco, el estrés, y la calidad de vida en general. Para mantener una buena calidad seminal y evitar una disminución de la fertilidad, es preciso seguir unos hábitos de vida saludables.
¿Cuántos espermatozoides deberíamos de tener?
Los factores espermáticos se diagnostican mediante un análisis del semen que analiza diferentes aspectos de los espermatozoides.
A) En función de la concentración de espermatozoides, se pueden distinguir distintos tipos:

  • Normozoospermia: más de 15 millones de espermatozoides/ml. Esta es la concentración establecida como “normal “según los valores de referencia.
  • Oligozoospermia: cuando la concentración espermática es menor a los valores de referencia; puede ser leve, moderada o grave.
  • Criptozoospermia: menos de 1 millón de espermatozoides/ml.
  • Azoospermia: No se observan espermatozoides.

B) En función de la motilidad.

  • Astenozoospermia: si la motilidad está por debajo de los valores de referencia.

C) En función de la morfología:

  • Teratozoospermia: si la morfología está por debajo de los valores de referencia.

Factores que influyen en la calidad seminal:

1. Alimentación inadecuada.
Los especialistas apuntan dos posibles causas en cuanto a la alimentación:

  • La ausencia de antioxidantes -como vitaminas E, A, B12 y C,D,zinc y ácido fólico, selenio o carnitina- en una dieta poco rica en frutas y verduras.
  • El exceso de alimentos ricos en grasas, como la carne y los productos lácteos, que pueden contener sustancias tóxicas que afectarían a la calidad del esperma.

2. Practicar deporte en exceso.
Los excesos desencadenan ansiedad, y las rutinas demasiado exigentes pueden ser contraproducentes, lo que puede disminuir la calidad del semen.
3. Consumo de tabaco, alcohol, marihuana, cocaína y anabolizantes.

  • Tabaco: numerosos estudios han demostrado que el semen de personas no fumadoras es mejor que el de las fumadoras en términos de viabilidad y longevidad de los espermatozoides. Esto es debido a los pesticidas con lo que se trata la planta del tabaco “afectando la membrana de los espermatozoides y su penetración en el óvulo”.
  • Alcohol: los estudios muestran que el consumo diario de vino, cerveza o bebidas con alta graduación alcohólica sin moderación puede disminuir los niveles de testosterona y el recuento de espermatozoides así como aumentar el número de espermatozoides anómalos en la eyaculación.
  • Marihuana: los componentes activos de esta son los que afectarían a los gametos masculinos en el mismo tracto reproductivo masculino: al llegar al tracto reproductivo de la mujer, lo harían en condiciones de “agotamiento”, lo que dificulta alcanzar el ovulo para su fecundación. El consumo de bebidas alcohólicas y de marihuana está asociado a una mala calidad del semen y, por tanto, a la disminución de la fertilidad masculina.
  • Cocaína: se ha asociado a alteraciones en la calidad seminal e infertilidad masculina.
  • Anabolizantes: reducen la espermatogénesis, pudiendo llegar a generar un cuadro de azoospermia o disfunción eréctil.

4. Estrés
El aumento del estrés está relacionado con la baja calidad reproductiva, ya que disminuye la producción de espermatozoides.   
5. Tóxicos ambientales.
La exposición a tóxicos tales como pesticidas, humos, radiación, temperaturas demasiado altas (cuidado con llevar los móviles todo el día en los bolsillos)… alteran la fisiología de los espermatozoides.
6. La actividad sexual frecuente renueva los espermas
La calidad del esperma es significativamente mejor en los hombres con mayor número de eyaculaciones.

¿Qué podemos hacer para mejorar su calidad y cantidad?

Para conseguir unos espermatozoides fuertes y capaces de fertilizar un óvulo es aconsejable, principalmente, llevar unos hábitos de vida saludables: dieta adecuada, disminuir el consumo de alcohol, tabaco y drogas; disminuir estrés y factores ambientales.
Paula Gadea AntónAccuna.
Para conocer los próximos temas de nuestro blog, síganos en facebook o twitter



Acepto Política de Privacidad