Preparación para el embarazo: chequeo para la maternidad

La preparación del embarazo es una etapa en la que debemos prepararnos para una serie de cambios que influirán en nuestra vida, por lo que debemos adquirir una serie de hábitos que nos acompañarán durante el embarazo, que comienzan por cuidar nuestro cuerpo. Por ello, realizarnos un chequeo para la maternidad, para conocer el estado de nuestro cuerpo y nuestras posibilidades, nos facilitará el proceso.
Es algo que debemos tener en cuenta tanto cuando nos planteamos quedarnos embarazadas, como cuando estamos en las etapas tempranas de este periodo. Esto puede ser un punto de inflexión en el impacto del embarazo en nuestro cuerpo.
Ventajas de un chequeo de maternidad
Realizar un chequeo antes de quedarnos embarazadas es un método con el que podemos evitar cualquier posible situación médica adversa en cualquiera de los integrantes de la pareja. En el caso de que se presente algún problema relacionado con la concepción, es posible atajarlo y encontrar alternativas para conseguir el objetivo final.
Nadie puede dudar de que para tener un bebé sano debemos realizar una serie de acciones antes del momento de quedarnos embarazadas, para nuestra tranquilidad.
Un chequeo previo a la concepción nos garantizará que el cuerpo esté preparado para el embarazo. Es necesario compartir con el equipo médico todo el historial familiar, para que puedan prever diferentes condiciones hereditarias.
Además, los integrantes de este equipo también serán los encargados de administrarnos las vacunas necesarias antes del embarazo, como el tétanos, la rubéola o la hepatitis B. La presión arterial alta o la diabetes son trastornos que pueden causar problemas durante la gestación y que pueden detectarse por esta vía.
Asimismo, si se han tenido más embarazos, los profesionales pueden detectar las causas de los problemas que se hayan podido desarrollar durante ellos.
Y es que un chequeo de maternidad nos dará una tranquilidad extra de cara al embarazo, olvidándote del estrés y disfrutando del proceso de la búsqueda con tu pareja, libre de posibles preocupaciones.
Indicaciones médicas tras un chequeo
Existen algunas indicaciones que son muy similares para cualquier mujer embarazada o que planee estarlo. Veamos algunas de las más significativas:
– Tomar un suplemento vitamínico de 400 microgramos de ácido fólico a diario nos ayudará a prevenir defectos congénitos tanto en el cerebro como en la médula espinal del bebé.
– Es conveniente que tengamos un peso sano antes de la concepción. Tener una vida activa en la que realicemos algún tipo de ejercicio a diario y, por supuesto, complementarlo con una alimentación sana es decisivo.
Cuando se tiene sobrepeso pueden surgir complicaciones como un nacimiento prematuro, lo que podría degenerar en perjuicios para la salud al nacer o durante el transcurso de la vida con mayor probabilidad.
– Para tener una alimentación sana hay que eliminar algunos malos hábitos como fumar, beber alcohol, así como ciertos medicamentos, ya que pueden mermar la salud del bebé cuando nos quedemos embarazadas.
Hay que abogar por el consumo de frutas, verduras, pastas integrales y carnes con baja cantidad de grasa como el pollo o el pavo.
Mejora las probabilidades de embarazo
Cuando cuidamos la salud para llevar a cabo la preparación para el embarazo, incrementamos las posibilidades de consumar este hecho. Además, una vez logrado previene contratiempos. Hemos de prestar atención a nuestra salud siempre, pero si nos queremos quedar embarazadas hemos de potenciarlo, al menos, durante los tres meses previos a la concepción.
Si padecemos alguna circunstancia especial que pueda afectar a la gestación, será necesario un período de preparación mayor para favorecer la adaptación de nuestro cuerpo al desarrollo del bebé.
Por último, aunque no menos importante, debemos saber manejar adecuadamente el estrés. Tener altos niveles de estrés puede causarnos problemas serios, por ello es conveniente saber gestionarlo antes de quedarnos embarazadas. Una alimentación equilibrada, ejercicio que mantenga la actividad física y descansar de forma correcta nos ayudará a manejar el estrés.
Para concluir
Resulta esencial realizar de forma adecuada la preparación para el embarazo mediante un chequeo para la maternidad, aunque no sea la primera vez en la que deseas quedar embarazada, ya que tu salud o estado físico han podido variar. Para garantizar que estamos en las mejores condiciones podemos contar con la experiencia y profesionalidad de los miembros del equipo de Accuna.
Si quieres recibir más información acerca del chequeo para la maternidad, ¡no lo pienses más! Solicita ya más información mediante nuestra web, y comienza ya a sentirte mamá con Accuna. ¡Te esperamos!



Acepto Política de Privacidad