La transferencia embrionaria

La transferencia embrionaria

¿En qué consiste la transferencia embrionaria?

Consiste en la introducción del embrión o embriones procedentes de la Fecundación in vitro en el interior del útero. La transferencia de los embriones se realiza a través del canal cervical.


La transferencia es el último paso en un proceso de fecundación. Procedimiento sencillo pero fundamental para el éxito del tratamiento y culminar en embarazo. Un momento muy delicado en el que los embriones fecundados son introducidos en el útero materno.

¿Cuáles son los pasos de la transferencia?

El ginecólogo introduce el espéculo en vagina para visualizar el cuello del útero y el orificio cervical.


Limpiará la vagina con una gasa empapada en suero templado, para retirar los restos de progesterona y moco cervical que pudiera dificultar el proceso.


La transferencia se realiza eco-guiada, para ello le pedimos a la paciente que llene la vejiga, con la ecografía abdominal se valora la posición del útero y el estado del endometrio.


El embriólogo en el laboratorio introduce los embriones en la cánula de transferencia.


El doctor introducirá la cánula de transferencia por el orificio cervical hasta llegar al endometrio donde depositará los embriones. Cuidadosamente retirará el catéter y lo entregará al embriólogo.


Por último, bajo el microscopio el biólogo se cerciorá de que el embrión no se ha quedado adherido a las paredes de la cánula.

Preguntas más frecuentes sobre la transferencia

¿Me dolerá?

Es una técnica indolora, puede resultar molesta por el paso de la cánula y por la presión de la sonda abdominal en la vejiga llena.

¿Por qué tengo que llenar la vejiga?

El motivo de que la paciente llene la vejiga es para la mejor visualización de la línea endometrial y también la vejiga desplaza el útero, alineándolo mejor con el cuello, siendo así más fácil el paso de la cánula.

¿Dónde se realiza la transferencia?

En una zona aséptica, no tiene que ser un quirófano. En una sala próxima al laboratorio de embriología, para que el tiempo que transcurre entre que se cargan los embriones hasta el momento de la transferencia sea el mínimo posible. Es necesario que se realice bajo unas condiciones ambientales de luz y temperatura adecuadas.


Estíbaliz Quevedo, supervisora en Clínica Accuna.



Acepto Política de Privacidad