Donante de óvulos

Cómo será mi donante de óvulos

Por regla general cuando una mujer recurre a la ovodonación la curiosidad hacia su ovodona es muy grande. Queremos saber todo hacia ella como su aspecto físico, su edad, su nivel intelectual, etc. A día de hoy la ley sobre Técnicas de Reproducción asistida nos dice que la ovodonación ha de ser anónima. Ni la persona receptora sabrá quién es su donante ni la ovodona quien es su receptora.

La media de edad para ser ovodona está entre los 18 y 33 años. La mayoría de ellas ya han sido madres y desean ayudar a otras mujeres a conseguir su sueño, ser madres.

Podemos estar seguras de que la ovodona que se nos asigna será meticulosamente elegida siendo fenotípicamente lo más parecida posible a nosotras. Se valora el color de ojos, el tipo de pelo, altura, grupo sanguíneo, raza ect para que él bebe sea lo más parecido a la futura mamá.

Las pruebas a las que son sometidas las personas que desean donar sus óvulos son muy completas siendo de carácter genético para descartar cualquier patología genética, además de serologías, grupo sanguíneo, y un examen general del estado de salud. Se realizará una revisión ginecológica comprobando que no hay ningún tipo de alteración. Por último serán valoradas a nivel psicológico.

Es importante que entendamos que la personalidad, aficiones, nivel intelectual del futuro bebé será ajeno y diferente al de la ovodona ya que todo ello será fruto del entorno familiar y social en el cual se envuelva a lo largo de su vida. Por lo tanto quien sea la persona que nos dona los óvulos, donde viva, si le gusta lo mismo que a nosotras , si es universitaria o no, queda al margen y seremos las futuras mamas y futuros papas las/los  que marcaremos de alguna manera el camino de nuestro hijo.

En Accuna siempre estaremos dispuestos a aclarar todas tus duda.

Raquel Molina, técnica de laboratorio de Accuna.



Acepto Política de Privacidad