Deporte durante la reproducción asistida

Todos sabemos que hacer deporte es saludable, pero cuando hablamos de reproducción asistida se nos plantea la duda de forma general, si éste es beneficioso o por el contrario, es perjudicial.

Tener unos buenos hábitos de salud, como el ejercicio físico, una comida saludable, etc..es muy importante de cara a un futuro tratamiento ya que, según el IMC (índice de masa corporal) que tenga la paciente, su respuesta a la hora de la estimulación y la implantación embrionaria puede ser un factor determinante.

No obstante, se debe llevar especial cuidado con el ejercicio físico, sobre todo en la primera fase del tratamiento. En esta fase se lleva a cabo la estimulación ovárica, es la más delicada ya que los folículos van aumentando su tamaño debido a las hormonas administradas, lo que implica un mayor tamaño de los ovarios y, a medida que nos acercamos al día de la punción ovárica o extracción, hay mayor riesgo de torsión ovárica y la medicación puede no actuar adecuadamente si realizamos ejercicio físico intenso o que implique movimientos bruscos.

 Se aconseja no cesar la actividad física de manera general en tratamientos de reproducción asistida, siempre y cuando se realice de una forma moderada y ejercicios que no sean de alta intensidad o de impacto. Por el contrario, aconsejamos a nuestras pacientes ejercicios que requieran baja intensidad física como caminar, yoga, pilates, natación.

Desde Accuna el equipo médico responsable de la reproducción asistida cuida mucho que sus pacientes queden satisfechos, estando siempre a su entera disposición.

Noemí López, técnica de laboratorio de Accuna.



Acepto Política de Privacidad