Seguro privado para tratamientos de reproducción asistida

Seguro privado para tratamientos de reproducción asistida

Actualmente cada vez más parejas necesitan ayuda médica para poder tener hijos, según arrojan las estadísticas, pues existen unas 800.000 parejas en edad de poder tener hijos que son subfértiles. Y desgraciadamente cada año estos datos se incrementan aunque en la mayoría de los casos, la infertilidad tiene solución gracias a la aplicación de tratamientos de reproducción asistida y a las nuevas tecnologías de vanguardia de las que disponemos en la clínica. Contamos con los mejores equipos y analizamos cada caso de forma invididual para ofrecer un trato personalizado y ajustarnos a las necesidades de la pareja. De esa forma, conseguimos ser más efectivos en nuestros diágnosticos y también en nuestras soluciones clínicas.

Para ofrecer tranquilidad a los pacientes, en Accuna tenemos cerrados acuerdos con aseguradoras. Generalmente, la mayoría de las compañías de seguros incluyen dentro de la cobertura de reproducción asistida, el estudio y la realización de las pruebas necesarias para un diagnóstico previo. Además, en el caso que la pareja sufra un problema relacionado con la fertilidad, el seguro proporciona al asegurado los tratamientos incluidos en la póliza.

Aunque, normalmente, los seguros que incluyen estos tratamientos lo suelen hacer con una serie de limitaciones, entre las que cabe destacar las siguientes:

  • Se suelen fijar límites de edad, lo habitual es que la edad máxima sean los 40 años.
  • Se exige que los dos miembros estén asegurados.
  • Hay limitado un número de intentos según los tipos de tratamientos (2/3 intentos de Inseminación Artificial y 1 de Fecundación In Vitro).
  • Se suelen establecer unos periodos de carencia desde que se contrata la póliza hasta que se puede acceder al servicio, que pueden variar desde 6 meses hasta 24.

Si hablamos de exclusiones, lo habitual es que queden excluidos los casos en los que la esterilidad es debida al proceso fisiológico natural y los que se producen voluntariamente, por ejemplo, en caso de una vasectomía. Algunas aseguradoras excluyen también a los asegurados que hayan tenido hijos.



Acepto Política de Privacidad