El papel del ácido fólico en el embarazo

El papel del ácido fólico en el embarazo

Si uno teclea en Google “ácido fólico embarazo” aparecen 101.000 resultados en 0,59 segundos. Si lo tecleas en inglés “folic acid pregnancy” aparecen 487.000 resultados en 0,35 segundos. Sin ser expertos en mediciones de resultados de buscadores de internet, estos datos sugieren que estamos ante un tema que interesa, que la gente busca y sobre el que hay cosas que decir.

Lo fundamental de la cuestión es que el ácido fólico es un tipo de vitamina B, y es necesario para que las células crezcan adecuadamente. Su relación con el embarazo es muy importante porque si se consume antes y durante los primeros meses del embarazo ayuda a prevenir en el 50 y el 70% de algunas formas de defectos congénitos denominados defectos del tubo neural. Entre los defectos del tubo neural (DTN) más conocido es está la espina bífida que supone, a su vez, la principal causa de parálisis infantil.

Una vez sabemos lo importante que es el consumo de ácido fólico durante el embarazo, e incluso antes, este consumo puede realizarse mediante pastillas o por la ingesta de alimentos que lo contengan.

Al respecto conviene señalar:

  • Que los alimentos que mayor aporte de ácido fólico a igual cantidad, son, ordenados de más a menos: lentejas, garbanzos, espárragos, espinacas, repollo, brócoli, remolacha y zumo de naranja.
  • Que a pesar de que, por ejemplo una ración de lentejas contiene 358 mcg de ácido fólico, o el 90% de la dosis recomendada, la absorción de ácido fólico varía de persona a persona y puede tener variaciones significativas por lo que es recomendable aportar la dosis de ácido fólico en forma de pastillas aparte del consumo de estos alimentos ya que en este caso, vale la pena asegurarse por los riesgos que se evitan.

 Desde 1992, el Servicio de Salud Pública en Estados Unidos recomienda el consumo de 0´4 mg diarios (400 mcg) de ácido fólico en todas las mujeres en edad fértil para prevenir las consecuencias de un DTN en caso de embarazo. En España, las recomendaciones, tanto del Ministerio como de las autonomías, son de 0´4mg al día entre uno y tres meses antes y durante el primer trimestre del mismo, además se recomienda consumir alimentos ricos en ácido fólico en la dieta de forma habitual.



Acepto Política de Privacidad