Claves para reforzarte emocionalmente cuando vas a emprender un tratamiento de reproducción asistida

Claves para reforzarte emocionalmente cuando vas a emprender un tratamiento de reproducción asistida

Un día se nos despierta el reloj de la maternidad/paternidad, intentamos ser padres pero no conseguimos nuestro objetivo y empezamos a reprocharnos: hemos dejado pasar demasiado tiempo, no sabíamos que teníamos algo que nos impedía serlo, soy yo, es él, etc.

Entonces decidimos realizar un tratamiento de reproducción asistida. Comienza un carrusel de emociones, momentos de euforia, de incertidumbre, otros de ansiedad, estrés, etc.

Para que no nos afecte en exceso hemos de ser conscientes que este tipo de tratamiento tiene sus limitaciones pero también debemos tener presente que la mayoría de las veces se consigue el objetivo de ser padres. Además, es importante saber que cabe la posibilidad que debamos realizar más de un tratamiento para que nuestro sueño se cumpla.

Es fundamental un diagnóstico para determinar que está sucediendo y porqué no hay embarazo. Puede que alguno de los miembros de la pareja o ambos tenga algo que está impidiéndolo, por ejemplo en la mujer endometriosis y en el hombre un seminograma alterado.

Ninguno de los dos debe de sentirse culpable, es el momento de unirse más que nunca y apoyarse mutuamente. Iniciar el tratamiento puede llegar a ser algo estresante y, en general, el peso del tratamiento recae sobre la mujer ya que es la que se prepara mediante medicación inyectable, parches, pastillas etc. Saber si tras el tratamiento por fin vamos a lograr ser padres genera mucho desgaste emocional.

Hablar entre vosotros, con la familia y amigos para poder desahogarse será muy liberador ya que de alguna manera sacamos nuestros temores. Practicar deporte, yoga, salir, poner en práctica alguna afición que tengamos para mantener la mente ocupada nos será útil frente el estrés que podemos sentir durante el tratamiento.


Si es necesario podemos acudir a un terapeuta para que nos ayude a gestionar nuestra ansiedad y no debemos avergonzarnos en ningún caso. Los especialistas están para ayudarnos y apoyarnos a lo largo del tratamiento que, pese a que no es en exceso largo, sí que nos parece eterno.

Desde Accuna queremos ofrecerte todo nuestro apoyo, sabemos que no será fácil pero te vamos a ayudar en todo, porque nuestro objetivo es ver cumplido tu sueño.

Raquel Molina, técnica de laboratorio de Accuna.



Acepto Política de Privacidad