¿Qué me está pasando? ¿En qué consiste la menopausia y la perimenopausia?

¿Has entrado en la menopausia o tienes dudas de ello? No te preocupes, aquí te proporcionamos información para que te sirva de ayuda, y sepas que no estás sola en esto.

La menopausia se define como la etapa en la vida de una mujer, que se produce entre los 45 y 55 años, siendo la edad media los 51 años. En dicha etapa los ovarios dejan de producir óvulos y finalizan los períodos menstruales.

La perimenopausia es la transición a la menopausia, en ella los períodos menstruales cambian de frecuencia, de cantidad, e incluso hay periodos sin regla. Puede durar entre los 2 y los 5 años antes de quedarse sin regla.

La menopausia se presenta cuando una mujer está un año entero sin regla.

La posmenopausia es la etapa posterior a la menopausia.

Las mujeres que tienen la menopausia antes de los 40 años tienen una menopausia temprana anormal (llamada insuficiencia ovárica primaria).

A medida que los ovarios dejan de funcionar, disminuyen  los niveles de estrógenos, lo que provoca los síntomas típicos de la menopausia. Algunas mujeres tienen pocos o ningún síntoma, mientras que otras los tienen muy molestos incluso llegando a interferir es su vida cotidiana. Los síntomas suelen empezar en la perimenopausia, incluso antes de dejar de tener la regla.

Los síntomas más comunes de la menopausia incluyen:

  • Sofocos: Consiste en una repentina sensación de calor en la parte superior del pecho y la cara, que se disemina por todo el cuerpo durante unos minutos, se puede acompañar de sudoración y escalofríos tras el mismo, de día y de noche.
  • Sudoración nocturna: Cuando los sofocos ocurren durante el sueño, pueden causar sudoración profusa y hacer que se despierte con sensación de frío o calor, una o más veces por noche. Esto impide un sueño reparador, por lo que aparece fatiga, irritabilidad, dificultad para concentrarse y cambios de humor.
  • Trastornos del sueño: Problemas para conciliar el sueño o para mantenerlo.
  • Sequedad vaginal: A medida que disminuyen los niveles de estrógenos, los tejidos de la vagina y la uretra (el conducto que va desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo) se hace más fino y seco. Esto puede provocar sequedad o irritación vaginal, lo que puede llevar a tener dolor o sequedad en el coito.
  • Trastornos del estado de ánimo: Durante la transición a la menopausia, algunas mujeres presentan alteraciones del estado de ánimo: tristeza, dificultad para concentrarse, desinterés en las actividades cotidianas. Las mujeres con antecedentes de depresión pueden sentirse más lábiles. Si este es su caso, consulte a su médico.

El tratamiento de la menopausia, va a depender de los síntomas de cada paciente, habrá pacientes que los tengan más leves y no necesiten tratamiento, tomando una serie de medidas, será suficiente.

Medidas para mejorar los síntomas de la menopausia:

  • Sofocos y sudoración nocturna: vestirse por capas, para poder ir quitándose ropa, evitar bebidas muy calientes, mantener temperatura ambiente baja, no fumar, porque puede empeorarlos.
  • Sequedad vaginal: hidratantes vaginales y lubricantes en las relaciones, su ginecólogo se los puede recomendar.
  • Trastornos del sueño: acostarse y levantarse a las mismas horas, para crear un hábito de sueño, evitar la cafeína y otros estimulantes a partir del atardecer, evitar consumir alcohol en exceso.
  • Trastornos del estado de ánimo: hacer ejercicio físico y mantenerse activo, buscar apoyo en mujeres en su misma situación.

Para las pacientes cuyos síntomas sean más molestos, influyendo considerablemente en su calidad de vida, se recomienda el uso de Terapia Hormonal Sustitutiva (THS), con la excepción de las mujeres con cáncer de mama o enfermedad cardiovascular conocida en las que está contraindicado. Las mujeres que tienen útero, precisaran de una terapia combinada de estrógenos y progestágenos y las pacientes que no tienen útero necesitaran sólo estrógenos. Esta medicación puede ser en pastillas por  vía oral, en parches o en  gel de aplicación en la piel. Se recomienda el uso durante el menor tiempo posible, y en general no más de 5 años, siempre siguiendo las recomendaciones de su ginecólogo.

En pacientes con muchos síntomas de sequedad vaginal y problemas en las relaciones sexuales, en las que los hidratantes y lubricantes vaginales no sean efectivos, se recomienda el uso de estrógenos a nivel vaginal, a la menor dosis eficaz.

Para las pacientes que no pueden tomar THS por contraindicación, no la toleren o  no desean tomarla, se aconseja el tratamiento con fitoterapia  como las Isoflavonas de soja o la Cimicífuga racemosa. Se sugiere no usarlas en pacientes con cáncer de mama.

Ahora ya tienes unas nociones sobre lo que tu cuerpo puede estar experimentando en el caso de que estés entrando en la menopausia y unos consejos para poder sobrellevarla mejor. Si, a pesar de estos consejos, continúas teniendo muchos síntomas y crees que te podrías beneficiar de la terapia hormonal, consulta con tu ginecólogo para que te pueda aconsejar cuál sería tu mejor opción terapéutica.

Si estás interesada ponte en contacto con nosotros en 965 12 66 90, a través de hola@accuna.es o bien visita nuestra página web www.accuna.es y pide cita online. Estamos en Pintor Xavier Soler de Alicante, en la rotonda de Jesuitas.
Dra. Laura Server, ginecóloga de Accuna.
Para conocer los próximos temas de nuestro blog, síganos en facebook o twitter



Acepto Política de Privacidad