Estoy embarazada, ¿qué hago?

Estoy embarazada. Y ahora, ¿qué hago?

¿Te has hecho un test de embarazo y han aparecido dos rayas? Sí, es lo que piensas, estás embarazada. Después de ponerte a llorar, reír y sentir un sinfín de emociones empiezan a surgir todas tus dudas: ¿a quién se lo digo?, ¿cuándo?, ¿de cuánto estaré?, ¿cuándo nacerá?, ¿será niño o niña?,… Tranquila, siéntate y respira profundamente.

Ahora que estás más relajada, entre las cosas más importantes que tienes que hacer es fijar una visita con tu ginecólogo. En esta visita, el médico teniendo en cuenta el primer día de tu última menstruación te dirá de cuantas semanas estás así como la fecha aproximada de parto.

Te dará indicaciones para que lleves un embarazo con calma y fijará tus próximas visitas para llevar a cabo los controles necesarios, entre ellos  tu peso y te dará consejos de alimentación que debes seguir durante todo el embarazo. Por favor, no hagas caso de “¡ahora tienes que comer por dos!” Es un falso mito y añadirás unos cuantos kilos de más innecesarios y hasta perjudiciales para ti y tu bebe.

Si estás entre la semana 7-8 de embarazo, tu ginecólogo te hará una ecografía vaginal para comprobar que todo está bien. ¡En esta ecografía podrás ver y escuchar su latido cardiaco! Emocionante ¿verdad?

Asimismo, el ginecólogo te indicará la fecha en la que debes hacerte la analítica del primer trimestre. Esta analítica en sangre permite identificar tu grupo sanguíneo y rh, así como descartar que tengas anemia y que no haya presencia de anticuerpos de enfermedades de tipo infeccioso (hepatitis B, hepatitis C, sífilis y VIH) entre otras. También se te realizará una analítica en orina para estudiar si hay alguna infección.

A todas las embarazadas en el primer trimestre se les ofrece la posibilidad de estudiar el riesgo de alteraciones como el Síndrome de Down y el de Edwards. En la analítica del primer trimestre se hace un estudio bioquímico determinando los niveles maternos de ciertas hormonas en sangre alrededor de la semana 10 de embarazo. El resultado junto con la ecografía de la semana 12 permite calcular el riesgo de poder padecer estas alteraciones.

Seguro que estás deseando saber si es niño o niña, pero no es hasta la semana 15 de embarazo donde podréis saberlo y empezar a comprar en rosa o azul.

Si en tu test de embarazo aparecen dos rayitas, Accuna pone a tu disposición el MAMICHEQ, un paquete para las recién embarazadas como tú y que incluye tu consulta de embarazo, donde podrás aclarar todas tus dudas y una ecografía para ver y escuchar su latido.

Pide tu cita en el 965126690, hola@accuna.es o bien a través de la sección contacto nuestra página web.

Sabina Mira

Para conocer los próximos temas de nuestro blogsíguenos en facebook o twitter.



Acepto Política de Privacidad