La importancia de cuidar el suelo pélvico

Por qué tienes que cuidar tu suelo pélvico

Cuando comienzas a informarte sobre los cuidados durante el embarazo y tras el parto, o si, por diferentes motivos, conoces las pérdidas de orina… hay muchas situaciones en las que la mujer es más consciente de la importancia que tiene el suelo pélvico en su salud. Todas las mujeres deberían serlo y conocer esa parte del cuerpo porque cuidarla y fortalecerla siempre ayudará a evitar ciertos problemas.
¿Qué es el suelo pélvico?
Es un conjunto de músculos y ligamentos que mantiene los órganos pélvicos (vejiga, útero, vagina y recto) en sus sitio y hace que funcionen correctamente. Además, sostiene la columna vertebral y da estabilidad física y psíquica a todo nuestro organismo. Silvia Molins, fisioterapeuta y ostéopata, indica que “de su cuidado depende que tengamos un buen estado de salud ya que su mal funcionamiento condiciona dolores de espalda de origen postural, problemas de incontinencia, posible trauma obstétrico durante el parto por falta de elasticidad, prolapso de los órganos pélvicos en el postparto e, incluso, dispareunia (dolor en las relaciones sexuales)“.
Como suele pasar con la salud en general, nos acordamos de la importancia del cuidado del cuerpo cuando aparecen síntomas de que algo va mal. “Lo ideal es cuidar el suelo pélvico siempre“, asegura Molins, experta en la recuperación de esta musculatura, “porque determinadas situaciones que se repiten en la mujer como el estreñimiento, la tos crónica o deportes de impacto lo pueden dañar. Es de especial interés durante el embarazo y el postparto para la pronta recuperación de la mujer. Así su única preocupación sea encargarse de criar y disfrutar de su bebé y no sentirse agotada por su debilitado estado de salud perineal que condiciona la salud general“.
El embarazo siempre fatiga el suelo pélvico porque, como es fácil de entender, debe llevar durante 40 semanas un peso extra sobre él“, continúa Molins. “Durante el parto el periné se estira en exceso y, a veces, se desgarra a la salida del bebé, por no mencionar los partos instrumentados y eutócicos donde se corta mediante una incisión para evitar posibles complicaciones“.
Le preguntamos a la experta Silvia Molins qué tres recomendaciones daría a cualquier mujer para la recuperación del suelo pélvico y nos dice que “la mujer tiene que tener presentes tres cosas fundamentales“:
1.- Conoce la anatomía de tu periné y toma conciencia de cómo se contrae y cómo se relaja.
2.- Déjate guiar por un fisioterapeuta experto en suelo pélvico que te valore, te dirija y te motive en tu recuperación.
3.- Con constancia y motivación todo se alcanza, debemos invertir en salud para disfrutar de ella.



Acepto Política de Privacidad