Cómo prevenir la osteoporosis antes de la menopausia

Así como nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena, pensamos en la osteoporosis cuando nos llega la menopausia y consultamos por los trastornos climatéricos. Entonces, es cuando nos preguntamos: ¿Qué puedo hacer para tener bien los huesos? Muchas veces ya es tarde y nos encontramos con el diagnóstico de osteoporosis o el paso previo, una osteopenia.

La osteoporosis es la enfermedad ósea más común de la menopausia. Se debe a una disminución de la masa ósea, no suele dar sintomatología, a veces dolor de espalda, hasta que se produce una fractura bien sea en la columna vertebral, muñeca o factura de cadera.

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?
Se realiza, en primer lugar, una historia clínica en la que se indagan los factores de riesgo que pueden predisponer a padecer la enfermedad. Posteriormente, la exploración física en la que en casos avanzados vemos una disminución de la altura y encorvamiento, debido a múltiples pequeñas fracturas vertebrales y solicitaremos estudios complementarios.

¿Qué factores de riego hay para la osteoporosis?
Hay varios factores de los cuales en unos no podemos influir como son el envejecimiento, factores genéticos, sexo femenino y la etnia entre otros, en cambio hay otros que los podemos evitar como es tener una dieta pobre en calcio, el sedentarismo, exceso de café, tabaco y alcohol. También hemos de saber que alguna medicación que podríamos tomar como los corticoides, antiepilépticos e hipotiroideos pueden favorecer la descalcificación ósea. Existen unas pruebas complementarias para el diagnóstico de la osteoporosis, tales como una analítica sanguínea para ver el metabolismo óseo, radiografías de columna, ecografías del talón o de un dedo de la mano para ver la estructura del hueso, pero la prueba más importante es la Densitometría Ósea (DO) con cuyos resultados podemos diagnosticar la osteoporosis, la osteopenia o la normalidad ósea siguiendo los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Podemos prevenir la osteoporosis?
Hemos visto que hay unos factores que predisponen la osteoporosis y que no podemos modificar, pero hay otros que sí y es ahí donde tenemos que incidir, pero no solamente cuando se tiene la menopausia, sino que deberíamos hacerlo desde años antes. Sabemos que la edad en la que el hueso está en mejores condiciones es alrededor de los treinta años y desde entonces se va descalcificando poco a poco hasta la menopausia y a partir de ahí la pérdida ósea es mayor. Por lo tanto, el hueso se vuelve más frágil y tiene mayores posibilidades de fracturarse si se tiene una caída o se recibe un golpe. Así pues, tenemos que hacer una dieta rica en calcio y vitamina D, tomando productos lácteos, pescado azul, frutos secos y evitar el consumo de alcohol, tabaco y café. También hay que llevar a cabo una vida activa; no hace falta ir a un gimnasio, es suficiente caminar media hora todos los días, por ejemplo. También hay que tomar el sol para favorecer el metabolismo del calcio y vitamina D.

¿Podemos hacer algo más?
Cuando hacemos la DO estamos valorando también el riesgo de fractura de los huesos y, por lo tanto, lo que tenemos que hacer es prevenir que tengamos una fractura. ¿Cómo lo hacemos? Pues evitando las caídas, para lo cual debemos tener la vista bien graduada, llevar calzado adecuado, evitar obstáculos en la casa (como las alfombras), tener accesorios de seguridad en la bañera, etc., y saber si la medicación que tomamos nos pueden disminuir los reflejos. Con el diagnóstico de osteopenia o de osteoporosis el ginecólogo complementara con un tratamiento médico las medidas anteriores.



Acepto Política de Privacidad