Las cinco dudas del mes de enero

Cuando hablamos de reproducción asistida, ginecología o maternidad surgen multitud de dudas y cuestiones. Por eso, como venimos haciendo de forma mensual, hemos escogido cinco dudas habituales de nuestras pacientes que han surgido durante el mes de enero, que el equipo médico de Accuna responde:

En una citología me salió vaginosis bacteriana, ¿qué tengo que hacer?

En primer lugar hay que entender que la vaginosis bacteriana es una infección vaginal. Es muy común de los 15 a los 50 años y se presenta cuando hay una disminución en el número de bacterias beneficiosas en la flora vaginal (Lactobacillus acidophilus) y un aumento de microorganismos patógenos. Conductas como promiscuidad, exceso de duchas vaginales (entre otras); pueden propiciar la vaginosis bacteriana, cuyos síntomas pasan por flujo de mal aspecto con olor desagradable, prurito vaginal, molestias al orinar, etc…Para poder combatir esta infección recomendamos acudir al ginecólogo, si se presentan cualquiera de estos síntomas, el cual estará capacitado para el diagnóstico y tratamiento que suele ser con antibióticos. Por último,  hay que tener en cuenta que modificando los factores de riesgo antes nombrados, se disminuye también los episodios de VB.

 ¿Se puede comer jamón durante el embarazo?

 Todas las personas debemos de tener una dieta sana y balanceada. Esta máxima cobra una mayor importancia en la mujer embarazada, pues no sólo tenemos que cuidar la alimentación de la madre gestante, sino también la del feto que lleva en su vientre. A la hora de comer productos como el jamón, tenemos hoy en día en el mercado la posibilidad de adquirir jamones bajos en grasa y en sodio que, aunque mantienen un importante valor nutricional, son muchos más sanos para el binomio madre-feto.

¿Todas las mujeres pueden recibir terapia hormonal sustitutiva? ¿Cómo se administra?

No. La terapia hormonal sustitutiva tiene tanto indicaciones como contraindicaciones. Estas últimas pueden ser absolutas. En general las contraindicaciones son: Hábito tabáquico acentuado, antecedentes de trombosis venosas, trastornos de la coagulación, antecedentes de cáncer origen ginecológico, intolerancias absolutas a las hormonas (estrógenos), Dislipidemias, ETC…Su médico especialista valorará si es oportuno el instaurarle una THS y ello dependerá, entre otras cosas, de sus antecedentes.

¿El virus del papiloma humano puede afectar a la mujer embarazada y a su bebé?

Sí. El VPH puede infectar a la mujer embarazada. Bien sea, que ya estaba infectada antes del embarazo, o que se infecte durante este. La principal vía de contagio en el feto se presenta en el momento del parto, si la madre presenta Condilomatosis en el tracto genital. Y es durante el paso del feto por el canal del parto, que este puede infectarse. Por este motivo ante Condilomatosis materna del tracto genital se opta por la realización de Cesárea para evitar exponer al feto.

¿Cómo afecta el útero invertido al embarazo?

Hay que entender que el útero en retroversión es una variante anatómica uterina. Lo normal es una disposición uterina hacia adelante o en anteroversión. Por lo general el útero en retroversión, no suele dar manifestaciones clínicas a la mujer. Su disposición suele ser congénita (desde el nacimiento) o secundaria a complicaciones en el parto, enfermedad inflamatoria pélvica, cirugías, endometriosis (entre otras). No suele obstáculo para lograr el embarazo y rara vez da complicaciones durante este y el parto. Suele diagnosticarse en la consulta ginecológica con la ecografía pélvica, y es el Ginecólogo el que te explicará y dará los consejos oportunos sobre el útero invertido.



Acepto Política de Privacidad