Soluciones cuando no se logra la gestación

La dificultad para lograr el embarazo por reproducción asistida aumenta en algunos casos. Por ese motivo, desde Accuna se aplican soluciones personalizadas cuando la gestación no llega o después de tratamientos FIV fallidos. En ocasiones, cuando una mujer no logra quedarse embarazada tras varios intentos de fecundación in vitro y se producen abortos consecutivamente, existe un fallo de implantación. Cuando esto ocurre, el equipo de especialistas de la clínica analiza las causas del problema de anidación con el objetivo de lograr una solución terapéutica. Para lograrlo, es fundamental realizar un estudio de la mujer, el hombre y el embrión de forma individual, de esta forma se puede conocer la situación inicial en la que se encuentran y ser más efectivos con el diágnostico.

Para agilizar el procedimiento, Accuna realiza el estudio y el análisis prinicipal de la pareja gestante en un mismo día, debido a que cuenta con laboratorios y una tecnología vanguardista que les permite proporcionar un cuidado personalizado, propio de un centro líder en medicina reproductiva y ofrecer los resultados casi de forma inmediata. Este se concentra en 24 horas en aras a poder diseñar un tratamiento reproductivo que ofrezca una solución individualizada al problema.

En el caso de la mujer, existen algunas enfermedades que pueden impedir la anidación, como la endometriosis y la adenomiosis, de las que ya hemos hablado en algún momento. Para detectarlo, mediante potentes ecógrafos y softwares de última generación, se realizan estudios de valoración del útero y se localiza previamente a la transferencia, el lugar más apto para que anide el futuro bebé, valorando además las posibles contracciones uterinas que puedan afectar.

Mientras, en el caso de los hombres, es más complejo porque aunque el cariotipo sea adecuado los espermatozoides no tienen por qué serlo, debido a que los gametos son las únicas células del cuerpo que no comparten nuestra carga de genes. Por eso, desde el centro reproductivo se estudia la fragmentación del ADN y se realiza un estudio en el esperma con el que se valora el material genético de los espermetozoides para comprobar si tienen una dotación cromosómica fuera de lo normal.

Por último y no menos importante, se encuentra el embrión. El que, tras años de investigación, se ha descubierto que es el paciente más importante, porque las alteraciones cromosómicas que se producen en el mismo son el motivo de gran parte de los abortos y de las betas negativas. Para detectarlo se realizan diferentes pruebas, entre ellas un abordaje genético aplicando el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) mediante el Screening Cromosómico Completo (CCS). Con la aplicación de esta tecnología y metodología es posible seleccionar a aquel embrión que tiene el número correcto de cromosomas y que, por tanto, presentará mayor probabilidad de embarazo. De esta, forma la clínica Accuna vuelca todos sus esfuerzos en conseguir que el vientre materno acoja durante 9 meses a un bebé sano.



  • Susana Calvo

    Hola buenas tardes me llamo Susana Calvo sufro de infertilidad quería saber me gustaría hacerme un tratamiento y quería que me informaseis de lo que hacéis y qué precios tenéis mi teléfono es 6041 060 muchas gracias

    1. accuna

      Buenas tardes, Susana. No hemos podido localizarte porque el teléfono está incompleto. ¿Podrías facilitarnos otro número de contacto al que poder llamarte?
      Muchas gracias. Un saludo 🙂

Acepto Política de Privacidad