La psicología, herramienta esencial para un tratamiento de fertilidad

La psicología, herramienta esencial para un tratamiento de fertilidad

La tasa de infertilidad en España ha aumentado de forma importante durante los últimos años debido a diversos factores que influyen postergando la maternidad, sobre todo por causas laborales. Esto unido a la necesidad de someterse a tratamientos para lograr el embarazo y al hecho de que los procedimientos para conseguirlo sean largos y tediosos puede alterar psicológicamente a las parejas. Por elllo, es necesario el apoyo de un equipo profesional cuya misión sea acompañarte desde el principio y disiparte cualquier duda que pueda surgir durante los procedimientos.

El guardian de esta parcela es el responsable de la psicología de la reproducción y su misión no es otra que la de aliviar los síntomas asociados al estrés, la ansiedad y las emociones alteradas, que se pueden manifestar tras varios intentos fallidos. Numeros estudios realizados sobre la situación revelan que hay cuatro factores influyentes en el estado psicológico de las personas que se someten a este tipo de tratamientos y son los siguientes:

El tiempo que les lleva conseguir el embarazo. Normalmente las parejas que recurren a estas técnicas de reproducción llevan más de un año intentando tener familia de forma natural y cuando no lo consiguen su frustración es tan grande que altera los nervios de la pareja y disminuyen las posibilidades de concebir. En este sentido, es importante controlar los parámetros que producen el estrés y valorar la situación de cada uno de los miembros de la pareja de manera individual, realizando un diagnóstico detallado, para así descubrir el problema de origen.

-La información que tiene disponible la pareja. Es de suma importancia conocer las posibilidades que brinda la reproducción asistida y escoger el tratamiento de fertilidad que mejor repuesta vaya a proporcionar a los miembros. En Accuna informamos a las parejas sobre nuestros métodos, nuestra tecnología y les contamos en qué consiste cada procedimiento y en qué casos se aconsejan.  Hacemos partícipe a los pacientes para que también participen en la toma de decisiones del proceso para incrementar su sensación de control.

-Apoyo social. Siempre es importante pero más si cabe en esta situación, por lo que hay que procurar técnicas asertivas que permitan a los pacientes responder ante los estimulos del entorno social al que se van a enfrentar durante todo el proceso.

-Ajuste emocional. Más del 50% de  las pacientes tienen problemas en el estado de ánimo cuando esperan a beta positiva, de las cuales solamente el 3,2% buscan ayuda profesional. En este sentido, se ha comprobado que las parejas que acuden a programas de apoyo psicológico presentan un mayor nivel de satisfacción y mejor ajuste emocional.



Acepto Política de Privacidad