5 claves para controlar tu menstruación

5 claves para controlar tu menstruación

La menstruación es un procedimiento natural que se da en el cuerpo de la mujer cuando comienza a ovular, o lo que es lo mismo, el sangrado mensual que se produce durante toda la vida fértil de una mujer. Un ciclo que sin lugar a dudas es complejo de controlar, porque cada cuerpo experimenta unos síntomas distintos y no siempre funcionan las mismas fórmulas para todas igual. Por eso, como sabemos que el dolor menstrual en muchas ocasiones es agudo y díficil de mitigar, os vamos a dar unas claves desde el equipo médico de Accuna para que podáis entender mejor vuestra menstruación.

-Los dolores que experimentamos cuando nos encontramos en la fase de ovulación son un claro indicador de que algo está ocurriendo en el cuerpo y para descodificar ese mensaje es necesario tener conocimientos sobre la materia.
-El periodo indica el comienzo de un ciclo menstrual, que se repite cada 28 días cuando el cuerpo se prepara a nivel interior para acoger un embarazo y cuando no se produce una fecundación se presenta el sangrado vaginal para eliminar el revestimiento del útero que se ha creado para la gestación.
-Normalmente, la menstruación se suele prolongar entre tres y cinco días y suele ir precedida de molestias abdominales, malestar, jaquecas, cansancio, dolores lumbares, en los riñones, etc. Un conjunto de síntomas que es conocido como el síndrome premenstrual, aunque como decíamos antes cada mujer lo experimenta de una determinada manera, teniendo en cuenta los distintos factores que influyen en su estado.
-La regla, como comúnmente se le denomina, se divide en tres fases: la hermorráfica, cuando se produce el sangrado; la folicular, que es aquella en la que el cuerpo se prepara para recibir un posible embarazo y la secretora, momento en el cual se liberan homonas si se ha producido una fecundación o se degenera la capa endometrial para su expulsión, en caso de que esta circunsatancia no se haya dado.
-Lo mejor para gestionar la situación con la mayor tranquilidad es conocer tus ciclos. Estar familiarizada con el dolor, sin aditivos para conocer nuestros límites y entonces, llegado el momento, saber qué podemos tomarnos o qué debemos comer para reducir las molestias. Para ello, es importante preguntarse cuántos días dura el periodo; cuál es el día en el que aparece el dolor de forma más patente; si existen manifestaciones psíquicas que acompañan este dolor, entre otras cosas.


Acepto Política de Privacidad