Menú de Nochevieja para embarazadas

La última noche del año no se suele comer lo mismo que el resto de días. Normalmente, elaboramos todo tipo de manjares para colocar en la mesa familiar, muchos de los cuales una embarazada no puede ingerir. Como sabemos que es un tema que suscita muchas dudas en las mujeres que están en periodo de gestación, hemos contactado con diversas nutricionistas para ofreceros un menú de Nochevieja, ajustado a vuestras necesidades.

Lo primero que debéis saber es que, al igual que en el resto del embarazo, no se puede consumir carnes ni pescados crudos, así como jamón si no has pasado la toxoplasmosis, porque puede producir secuelas irreversibles en el futuro bebé y desencadenar una enfermedad en el feto.

Al igual que tampoco se puede consumir una gota de alcohol. Las mujeres que están en cinta pueden beber agua, zumos, licuados de fruta y verdura, y bebidas gasesosas pero nada que pueda contener alcohol. Una vez claro lo que no se puede comer estas fechas, pasamos a elaborar los entrantes, primeros, segundos y postres de la cena que cerrará este año.

Entrantes

  • Ensaladas variadas
  • Gratén de verduras a la parrilla
  • Salteado de alcachofas con huevos estrellados
  • Cazuela de mejillones con salsa verde


Están permitidas todas las carnes, aves y pescados, al horno o a la plancha pero tienen que estar bien cocinadas. Según recomiendan los nutricionistas, lo mejor es prepararlas sin exceso de grasas para que se puedan digerir de una forma más fácil. Los hongos también se pueden ingerir, pero tienen que ser frescos.

Primeros

  • Solomillo ibérico con salsa de trufa
  • Risoto de verduras
  • Crema fría de verduras

Segundos

  • Dorada a la plancha con guarnición de verduras
  • Empanada vegetal o quiché de verduras
  • Hamburguesas veganas

Postres

  • Macedonia de frutas
  • Tarta de queso con arándanos
  • Tarta de tres chocolates


El mayor peligro asociado a las comidas dulces son el huevo crudo y la leche en mal estado. Por eso, los helados no son recomendables, las cremas, los mousses y los pasteles rellenos y más si puede ser que se haya roto la cadena de hielo.

Todo lo demás, como los turrones, los panettones, los pasteles y las macedonias se pueden comer con moderación.



Acepto Política de Privacidad