Ser madre soltera gracias a la ayuda de la reproducción asistida

Si has decidido afrontar la maternidad en solitario, ya sabes que las técnicas de reproducción asistida te pueden ayudar.

Se trata de una tendencia cada vez más al alza; el modelo de familia monomarental crece cada día y cuenta con un gran apoyo social.

Es el momento de ser mamá

¿Sientes que pospusiste tu maternidad por que no encontraste la pareja adecuada, por razones sociales, económicas, laborales o personales? ¿Pero, no quieres perderte ser madre?

En accuna te acompañamos en tu recorrido hacia la maternidad en solitario, poniendo a tu disposición todas las técnicas de reproducción asistida y apoyándote en cada fase del proceso.

Selección del donante de semen adecuado para ti

En accuna contamos con un banco de semen propio. Se trata de donantes que previamente han pasado estrictas pruebas psicológicas, médicas y genéticas, por lo que puedes estar tranquila del origen.

En todas las técnicas el semen del donante será anónimo y lo seleccionará el equipo médico; se basarán en tus características físicas e inmunológicas, para que haya la máxima compatibilidad

Primer paso: estudiar cuál es la técnica de reproducción más adecuada para tu caso

Antes de decidir cuál es el método más indicado para tu caso, debemos conocer tu historial médico, tu edad, antecedentes familiares y realizar pruebas diagnósticas como analíticas hormonales, ecografía, valorar la permeabilidad de las trompas, etc. Es lo que llamamos estudio de fertilidad. Y tenemos una buena noticia que darte ¡en accuna el chequeo de fertilidad siempre es gratuito!.

Una vez se cuente con los resultados nuestro equipo de ginecólogos te orientará al más adecuado para tu caso particular.

¿Qué métodos de fertilidad disponen las futuras mamás solteras?

Existen varias técnicas que se pueden aplicar a todas aquellas mujeres que deciden afrontar solas su maternidad.

Inseminación artificial con semen de donante (IAD)

La inseminación es el tratamiento más sencillo y económico que existe, aunque las probabilidades de éxito dependen principalmente de la edad de la madre, por lo que no se aconseja en todos los casos.

Deberá realizarse bajo la supervisión del facultativo especialista ya que requiere de suave estimulación ovárica con medicación hormonal, para conseguir una óptima maduración de tus “ovocitos” (óvulos).

Llevará un seguimiento ecográfico para revisar y valorar el desarrollo folicular y encontrar el momento más adecuado para la realización.

Por último y mediante una cánula de inseminación muy fina, el ginecólogo introducirá el semen capacitado del donante en el útero de la mujer.

Conoce más sobre la inseminación artificial

Fecundación in vitro con semen de donante (FIV)

Esta técnica de fertilidad se realiza en mujeres cuyos estudios previos indiquen que la Inseminación disminuirá su probabilidad de éxito.

El tratamiento de FIV es un poco más más complejo, pero te ofrece una mayor probabilidad de conseguir el embarazo que la inseminación.

Consta de diferentes pasos de estimulación ovárica, control ecográfico y análisis de estrógenos. Siempre controlado y bajo el seguimiento de su ginecólogo.

Se llevará a cabo la punción folicular para la extracción de ovocitos y a las horas serán fecundados con el semen del donante.

Tras varios días de cultivo embrionario, los embriólogos harán una selección de los embriones más aptos y se transferirán los de mejor calidad. La transferencia de los embriones se realiza mediante una cánula de transferencia al vientre materno. Es un proceso sencillo, similar a una revisión ginecológica.

Conocer más sobre la fecundación in vitro

Fecundación con doble donación de gametos.

La paciente diagnosticada de una baja reserva ovárica o en el caso de que sus propios óvulos por algún motivo no se pueden utilizar, se realiza la técnica de la doble donación.

Tanto los óvulos como los espermatozoides provienen de donantes anónimos.

El procedimiento es muy similar al de FIV convencional, salvo que la  paciente solo tendrá que pasar por una preparación endometrial para poder llevar a cabo una transferencia exitosa.

Tanto los óvulos como los espermatozoides serán minuciosamente elegidos por el centro. Está es la técnica que porcentualmente ofrece mayor éxito.

Adopción de embriones.

En el caso de que la mujer no pueda utilizar sus óvulos como explicábamos en el caso anterior, la adopción embrionaria es una buena opción.

El tratamiento es más económico que la doble donación de gametos, pero solo se consigue un único embrión.

Los embriones proceden de tratamientos de fertilidad de otras mujeres o parejas o se generan mediante la donación de ambos gametos.

La paciente sólo tendrá que recibir un tratamiento hormonal para la preparación del endometrio o realizar la transferencia simplemente en su ciclo natural.

Conoce más sobre la embrioadopción

Si quieres más información, ¡contáctanos!

Estíbaliz Quevedo, Supervisora de enfermería de ACCUNA



Acepto Política de Privacidad