Las diferencias entre “cigoto”, “embrión” y “feto” durante el embarazo. Accuna

Las diferencias entre “cigoto”, “embrión” y “feto” durante el embarazo


En el mundo de la reproducción, existen palabras muy similares que pueden dar lugar a confusiones en los futuros padres. Este es el caso de los conceptos “cigoto”, “embrión” y “feto”, que todos ellos hacen referencia al futuro bebé en diferentes etapas de su desarrollo antes de nacer. A continuación, explicaremos el significado de cada uno de ellos para aprender a diferenciarlos.

¿Qué es un cigoto?

Un cigoto es la célula resultante de la unión de un gameto femenino (óvulo) y un gameto masculino (espermatozoide) en el momento de la fecundación. Se trata de una sola célula con un núcleo y 46 cromosomas; 23 cromosomas del padre y 23 de la madre. Juntos, contienen la información genética del futuro bebé. El periodo de cigoto es muy breve, ya que solo dura las primeras 24 horas y supone el primer estadio de vida.

En un embarazo natural, la fusión de ambas células se produce en las trompas de Falopio, desde donde viajará hasta llegar al útero a la vez que se va desarrollando. El cigoto comienza a dividirse al día siguiente tras la fecundación, es decir, empieza a multiplicar el número de células que lo forma.

¿Cuándo es un embrión?

A partir del segundo día, deja de denominarse cigoto y pasa a denominarse embrión de día 2. El embrión surge de la división del cigoto en diferentes células. El periodo embrionario dura aproximadamente 8 semanas.

Durante el proceso de desarrollo del embrión, las células irán segmentándose en diferentes formas y el embrión recibirá diferentes nombres en función de la fase en la que se encuentre. Por ejemplo, en el día 4 pasa a denominarse mórula (16 células) y entre el día 5 y 6 se denomina blastocisto.

El embrión en estado de blastocisto es el que finalmente anida en el útero de la mujer, llevando a cabo la implantación embrionaria.

¿Cuándo es un feto?

Cuando el embrión llega a la semana 8, pasa a denominarse feto. La principal diferencia entre el embrión y el feto es el número de células. Durante la etapa fetal, hay un nivel de especialización celular más específico: se forman los tejidos y los órganos. Esta etapa conforma el periodo más largo durante el embarazo, ya que se utilizará el nombre de feto hasta el momento del nacimiento. Tras el nacimiento, el feto pasa a denominarse bebé.


Aurora Berenguer, enfermera de Accuna



Acepto Política de Privacidad