Los beneficios de la inseminación artificial en clínica

Inseminación artificial: la importancia de contar con una buena clínica

Como definición podemos decir que la inseminación artificial es “un método de reproducción asistida que consiste en depositar los espermatozoides previamente seleccionados dentro del útero, cérvix o trompas de Falopio de la mujer mediante instrumentos y técnicas especializadas, sustituyendo la copulación, con el fin de llegar a la gestación”.
Hoy en día podemos contar con distintos tipos de parejas que tienen en común el mismo deseo, ser mamás y papás, y pueden utilizar esta técnica de reproducción asistida, contando con los espermatozoides de la pareja o provenientes de un banco de semen.
El tratamiento de inseminación artificial se suele realizar, en la gran mayoría de ocasiones, en una clínica de reproducción asistida y es llevado a cabo por un ginecólogo especializado. Pero desde hace un tiempo se oye mucho hablar sobre la inseminación artificial casera.
Hoy vamos a resolver estas dudas y a explicar las diferencias que hay entre realizar un tratamiento de inseminación artificial en una clínica o realizarlo de una forma casera.
Inseminación artificial casera: ¿en qué consiste?
Consiste en introducir el semen en la vagina con instrumentos específicos para conseguir la gestación. Realizando una inseminación casera se tienen las mismas probabilidades de embarazo que con las relaciones sexuales sin protección, ya que el semen es introducido de manera vaginal a través de una jeringuilla.
¿Qué diferencias se pueden encontrar con la reproducción asistida en una clínica de reproducción?
Las diferencias principales que podemos encontrar entre la inseminación artificial casera y una clínica de reproducción asistida son las siguientes:

  • En un centro de reproducción asistida la mujer iniciará un tratamiento de estimulación ovárica, con el que tendrá más probabilidades de quedar embarazada.
  • El espermatozoide será seleccionado y preparado en el laboratorio, donde los espermatozoides móviles son separados del resto de componentes lo que también aumenta de esta forma las probabilidades de embarazo
  • El semen es inyectado directamente en el fondo de la cavidad uterina de la mujer en el momento óptimo de ovulación que se conoce gracias al tratamiento de estimulación ovárico.

Debemos tener en cuenta que uno de los factores principales para conseguir la gestación es la calidad del semen, otro motivo para que sea más probable lograr el embarazo siguiendo un tratamiento de inseminación artificial en una clínica ginecológica especializada.
Además, realizando la inseminación artificial a través de una clínica tienes varios procedimientos como son la inseminación artificial con el esperma de la pareja o la inseminación artificial con semen donante.
¿Tienes alguna duda? Ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.



Acepto Política de Privacidad