¿Hay que adelgazar si tengo sobrepeso y quiero quedarme embarazada?

Tengo sobrepeso y quiero ser mamá, ¿qué hago?

Comenzamos a responder las dudas sin dar muchas vueltas: no es adecuado quedarse embarazada teniendo sobrepreso y sí sería conveniente adelgazar antes de comenzar el embarazo. ¿Por qué?
Previamente ya hemos comentado cómo afecta la obesidad a la fertilidad y cuántos kilos se pueden engordar en el embarazo. Esta información ya deja intuir cuál es el planteamiento sobre el sobrepeso y ser madre.
Sí, todos hemos visto a mujeres que están obesas y que están embarazadas, así que puedes estar pensando “¿por qué tengo que adelgazar?“. Pues porque todo te va a ir mejor, desde quedarte embarazada antes, tener una gestación mejor y sin complicaciones o un parto más sencillo y un bebe más sano.
Como ya sabemos, la cifra única del peso no nos indica nada si no la relacionamos con la altura de la persona. El cálculo del Índice de Masa Corporal (IMC) es el dato clave para conocer nuestra situación. A partir de 25 de IMC tenemos sobrepeso y a partir de 30 está la obesidad. El sobrepeso y la obesidad, a su vez, tienen subdivisiones: sobrepeso I y II y la obesidad de tipo I, II III o mórbida y la IV extrema. Por tanto, aunque generalicemos hemos de tener en cuenta que no es lo mismo un sobrepeso I que una obesidad mórbida y que cuanto mayor es el IMC más problemas tendremos.
Cuanto mayor sea la obesidad mayor dificultad se puede tener para conseguir una gestación. No solo cuando se busca el embarazo espontáneamente sino también pueden tener dificultades las mujeres que han realizado técnicas de reproducción asistida, a las que se les aconseja que adelgacen para mejorar la tasa de éxito del tratamiento.
Por qué afecta el sobrepeso
Las dificultad para quedarse embarazada cuando existe sobrepreso viene dada por una mayor alteración de los ciclos menstruales, siendo muchos de ellos anovuladores. Esto quiere decir que no se ovula en ese mes. Otras veces el óvulo formado es de peor calidad como lo será también el embrión, por lo que aumentan las tasas de aborto en las mujeres obesas.
Si ya he conseguido el embarazo, ¿tendrás problemas a lo largo de la gestación? Pues las complicaciones no se acaban con superar el primer trimestre, que es cuando se producen el mayor número de abortos, sino que pueden aparecer unas complicaciones maternas importantes y que, además, afectarían al desarrollo del feto. También existe la posibilidad de desarrollar una diabetes gestacional o de tener un cuadro de hipertensión arterial que cuando no se controla bien podría conllevar una preeclampsia.
En ocasiones, el exceso de peso influye en que el embarazo se termine antes de tiempo. Esto supone partos prematuros que, dependiendo de las semanas que se adelante el parto, el bebé nacerá más o menos inmaduro y puede necesitar, en muchos casos, cuidados en incubadora.
El parto de mujeres con sobrepeso u obesidad puede ser más complicado y generar la necesidad de acabarlo instrumentalizado, bien sea con ventosa, espátulas o fórceps. En otras ocasiones hay que realizar cesáreas.
¿Perder peso durante el embarazo?
Ahora viendo estas posibles complicaciones, que no se tienen que dar obligatoriamente en todos los casos, ¿tendrías que perder peso durante el embarazo? La contestación es no. La gestación no es el momento más adecuado para la pérdida de peso porque se podría alterar el desarrollo normal del feto. Lo que sí sería necesario es adecuar nuestra dieta para engordar los kilos que se recomiendan desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que varían entre 7 y 11,5 kg en las mujeres con sobrepeso y entre los 5 y 9 kg en las mujeres con obesidad, siempre y cuando estemos hablando de una gestación única.
La alimentación durante la gestación ha de ser controlada, no debemos comer por dos sino para dos. Los kilos que se aumentan de más en el embarazo son muy difíciles de perder después del parto, más si empezamos la gestación con sobrepeso, pues los cuidados del recién nacido ocupan gran parte del tiempo que de otra forma utilizarías para tu cuidado personal.
Como conclusión, si piensas en quedarte embarazada y tienes obesidad o sobrepeso, este es un buen aliciente para hacer una dieta. Siempre es mejor si está controlada por un nutricionista o un endocrinólogo. Y durante la gestación haz una dieta adecuada para que así se tengan menos complicaciones durante el embarazo y nazca un bebe sano.
Para conocer los próximos temas de nuestro blog, síguenos en facebook o twitter.



Acepto Política de Privacidad