Testimonios en el mes de la fertilidad

Mes de la fertilidad: chequeo y FIV, conoce a Andrés y Marta

Andrés y Marta son una pareja de 39 y 38 años de edad respectivamente. Por razones laborales, han ido posponiendo el momento de formar una familia; querían crecer profesionalmente de una forma libre y preocupándose solamente por esta labor.
A partir de los 35 años de edad, la fertilidad de la mujer baja notablemente, por lo que puede ser posible no quedarse embarazada en el momento deseado. En muchas ocasiones, a partir de esta edad es cuando las mujeres intentan quedarse embarazadas ya que, tienen una estabilidad laboral y así lo desean. Pero es entonces cuando más les cuesta hacer su deseo realidad.
Es importante que si llevas entre 6 y 12 meses intentando ser mamá, y no lo consigues de forma natural, acudas a un médico especialista en fertilidad para que te pueda aconsejar el tratamiento a seguir.
En el caso de Andrés y Marta, tras llevar más de un año intentando quedarse embarazada y no conseguirlo contactaron con la Clínica Accuna, para poner solución a este problema.
El médico especialista les aconsejó que se sometiéramos a un chequeo de fertilidad. Después de realizarlo les indicaron que el tratamiento idóneo para ellos era una fecundación in vitro y lo realizaron.

  • ¿Por qué retrasabais el momento de ser papás?

Principalmente, por motivos laborales. Yo no quería dejar atrás mi carrera laboral, y por eso fui retrasando el momento de ser mamá y, además, poder conseguir una conciliación laboral para poder criar al bebé de la mejor forma posible. Es ahora cuando, planificando las relaciones, estamos teniendo problemas para lograr el embarazo.

  • ¿Cuáles han sido las razones para realizar este tratamiento?

Una de las principales razones ha sido que llevábamos intentándolo durante más de un año. Teniendo en cuenta que ambos superamos los 35 años de edad decidimos ponernos en contacto con la Clínica Accuna, para que nos aconsejase qué hacer para lograr formar nuestra familia. Primero nos hicimos un chequeo de fertilidad y, una vez realizado, nos aconsejaron seguir un tratamiento FIV, para llegar al embarazo.

  • ¿En qué consiste el tratamiento y cómo os habéis sentido con él?

Después del estudio de fertilidad, se nos aconsejó desde un primer momento el tratamiento de Fecundación In Vitro ya que llevábamos más de un año intentando lograr un embarazo. Nos hicieron una historia clínica amplia y completa para valorar si teníamos algún problema.
Además, a mí me hicieron una ecografía transvaginal, una valoración hormonal que nos ayudó a saber la reserva ovárica que tenía, una citología y a Andrés un seminograma para valorar la calidad y la movilidad de los espermatozoides.
La FIV es el tratamiento más habitual, cuando no logramos un embarazo de forma natural, además cada vez es más sencillo de realizar y muy fiable y seguro.
El procedimiento que seguimos fue:

  • Me estimularon los ovarios para conseguir un alto número de óvulos.
  • Me realizaron una punción ovárica para recogerlos y fecundarlos con los espermatozoides de mi marido y dar lugar a la creación de embriones.
  • Después, unos días más tarde, me los transfirieron.

Es así como he logrado mi embarazo. El primer ciclo falló pero, gracias al segundo, ¡lo hemos conseguido!
Si estás en la misma situación que nosotros, no dudes en acudir a la Clínica Accuna, que te atenderán con gran profesionalidad, y además ahora con la promoción de las hogueras de San Juan, el chequeo de fertilidad es gratuito, ¡pide tu cita ya!
Para conocer los próximos temas de nuestro blog, síguenos en facebook o twitter.



Acepto Política de Privacidad