¿Sabes qué es la preeclampsia?

La preeclampsia es una de las complicaciones más importantes que puede ocurrir en el embarazo. La causa es desconocida y se da entre el 3 y 7% de los embarazos, siendo más frecuente entre las mamás primerizas.

Los síntomas más característicos que podemos encontrar serían:
• Edema (hinchazón en las piernas, manos, parpados).
• Un aumento de peso en poco tiempo.
• Aumento de la tensión arterial por encima de los niveles normales.
• Presencia aumentada de proteínas en la orina.

Esto puede ocurrir a partir de las 20 semanas de gestación aunque es más frecuente en las últimas del embarazo. Hay unos factores de riesgo para padecer preeclampsia, entre ellas ser la primera gestación. También, si se es adolescente o mayor de 35 años, deberemos de tener especial atención si en la familia hay algún caso de preeclampsia y si la gestación es múltiple. La obesidad, tener antecedentes de diabetes, hipertensión arterial o haber padecido alguna enfermedad renal suponen otros factores predisponentes.

En ocasiones, cuando se agrava la enfermedad aparecen jaquecas, problemas respiratorios, dolor abdominal y se nota que se orina menos de lo habitual, además de trastornos oculares como visión borrosa. Si detectamos alguno de estos síntomas hay que acudir a nuestro médico para el control de la gestación.
Esta patología también puede afectar a nuestro bebé, dando lugar a una mala nutrición fetal y a un bajo peso al nacer.

La sintomatología puede ser leve y el tratamiento se puede hacer de forma ambulatoria, pero cuando se agrava hay que ingresar en un centro sanitario. Si te sucede, no debes alarmarte, aunque si notas alguno de éstos síntomas, es recomendable la visita al ginecólogo para tranquilizarte y evitar cualquier complicación que pudiese aparecer en el embarazo.

Ante cualquier consulta acerca de éste tema y otros nos podrás encontrar en Accuna donde estaremos encantados de poder atender todas tus dudas.

Raquel Molina



Acepto Política de Privacidad