Mitos sobre la dieta de la fertilidad

Al contrario de lo que la gente opina, no existe una dieta específica que aumente la fertilidad de una mujer. Por internet circulan muchos bulos como por ejemplo evitar el gluten y la lactosa, consumir alimentos con superpoderes, etc. Pero lo que sí es cierto es que lo que comemos influye directamente en los procesos metabólicos del cuerpo y sobre nuestra salud, en general. Desde el Centro de Nutrición Júlia Farré, de Barcelona, aseguran que cambiar los hábitos alimentarios y comer de manera saludable puede ayudarte a quedar embarazada.

La evidencia científica que tenemos hasta el momento ha demostrado que uno de los factores más influyentes en la fertilidad es el peso corporal. “Si una mujer está en bajo peso o, por el contrario, sufre sobrepeso u obesidad tendrá más dificultades para concebir. La grasa que hay en el cuerpo está constantemente produciendo hormonas y sustancias que afectan al funcionamiento del organismo”, señala la nutricionista Júlia Farré, con más de diez años de experiencia como dietista.

Ejemplo de ello es la menstruación, tal y como explica, porque hay mujeres que tienen reglas irregulares cuando aumentan de peso por encima de los valores saludables y que al adelgazar consiguen volver a tener ciclos regulares. Asimismo, por debajo de cierto nivel de peso o índice de masa corporal, hay que tener en cuenta que la regla desaparece y la mujer no ovula.

La dietista concluye que la mejor forma de conservar la fertilidad es “mantenerse joven o, mejor dicho, no envejecer prematuramente, consumir alimentos ricos en antioxidantes, dormir las horas suficientes por la noche, realizar actividad física moderada de manera regular y evitar los tóxicos como el alcohol y el tabaco”.

  • Proteínas de alto valor biológico: Carne, pescado, huevos, lácteos, quínoa, chía, amaranto y soja.
  • Zinc: Los alimentos más ricos en zinc son la carne y el marisco. También lo encontramos en cereales integrales, en frutos secos y en semillas.
  • Selenio: Presente en pescado, carne, cereales integrales y frutos secos.
  • Vitamina B12: Se encuentra de forma activa para el cuerpo humano únicamente en alimentos de origen animal como carne, pescado, huevos y lácteos.
  • Yodo: La principal fuente de yodo son los alimentos de procedencia marina como el pescado y el marisco. También se puede comprar la sal yodada.
  • Hierro: El hierro más biodisponible para el vegetal presente en legumbres, como las lentejas y vegetales de hoja verde como col, brécol y espinacas. Se debe consumir juntamente con alimentos ricos en vitamina C (pimiento rojo, tomate, limón, naranja, kiwi, fresas) para mejorar su absorción.
  • Ácido fólico: Vitamina que se encuentra en cereales integrales, col, espinacas y acelgas como fuentes principales.

No hay alimentos como tal que impidan o dificulten directamente la fertilidad. Pero recomiendo evitar el consumo de tóxicos durante el embarazo o desde el momento en que se inicie la búsqueda. De esta manera, cuando se confirme la noticia, tendremos la certeza de que no hemos consumido productos que pongan en peligro al futuro bebé.

  • Tóxicos: alcohol de toda clase, incluido el vino y la cerveza.
  • Carne, lácteos y pescado crudos: incluye alimentos al punto o poco hechos, marinados, ahumados, curados y quesos elaborados con leche cruda no pasteurizada.

 



Acepto Política de Privacidad