El endometrio

El endometrio y su implicación en la implantación del embrión

¿Qué es el endometrio?

El endometrio es la capa mucosa que reviste internamente el útero.

Su función es la de alojar al cigoto o blastocisto después de la fecundación, permitiendo su implantación. Al inicio de cada ciclo menstrual, si no ha tenido lugar el embarazo, el endometrio se desprende con la menstruación para volver a proliferar y renovarse de nuevo.

El endometrio se encuentra dividido en dos capas:

  • Capa basal, en ella se encuentran los vasos sanguíneos y las células madre que generan la capa funcional.
  • Capa funcional, corresponde a la parte del endometrio que crece durante el ciclo menstrual. Si el óvulo no es fecundado o no existe implantación del embrión en el útero, la capa funcional se descama al final del ciclo menstrual produciéndose el sangrado que conocemos como regla.


Se pueden distinguir dos tipos de endometrio según el momento del ciclo menstrual:

  • Endometrio proliferativo (día1-14), la fase proliferativa abarca desde el primer día del ciclo menstrual hasta la ovulación.
  • Endometrio secretor (día 14-28), después de la ovulación, el cuerpo lúteo que queda en el ovario produce la progesterona, el endometrio madura y se produce su engrosamiento, creando un ambiente idóneo para la implantación.


¿Cuáles son las medidas correctas y que implicación tiene en la anidación del embrión?

El endometrio se encuentra receptivo durante la fase conocida como ventana de implantación, tiene una duración aproximada de 4 días.

Numerosos estudios realizados en pacientes han concluido que el grosor endometrial óptimo para que se lleve a cabo la implantación debe situarse entre los 7-10mm de espesor.

El elemento que tienen los ginecólogos para valorar el grosor del endometrio es la ecografía transvaginal, un procedimiento inocuo, pero insuficiente para predecir su capacidad de implantación.

Con la ecografía, es posible diferenciar los tipos de endometrios:

  • Tipo 0, se observa como una fina línea blanca menor de 5 mm.
  • Tipo I, presenta un patrón trilaminar, la aparición de tres líneas paralelas entre sí, la línea interior no se distingue bien.
  • Tipo II, claramente trilaminar, puede llegar a medir entre 7 y 10 mm, perfecto para la implantación del embrión y desarrollo de la placenta más tarde.
  • Tipo III, se observa en la parte lútea del ciclo, por lo que el endometrio está en fase secretora bajo la influencia de la progesterona.  Está grueso y termina en su descamación, tiene contenido líquido y material glicoproteico.


El embrión sólo, aunque es muy importante, no es suficiente para explicar la implantación exitosa o fallida.

Se necesita una armonía perfecta entre el endometrio y el embrión.



Estíbaliz Quevedo, supervisora de la Clínica Accuna.



Acepto Política de Privacidad