Qué riesgos y complicaciones tiene donar óvulos


Si estás pensando en donar óvulos es normal que tengas muchas dudas. Es un proceso que debes realizar con total convencimiento, teniendo la mayor información posible para poder iniciar con toda tranquilidad. Por eso a continuación te detallamos la “cara B” del proceso para que cuentes con todos los datos antes de tomar la decisión de convertirte en ovodonante.

La donación de óvulos consiste en tratamiento médico para estimular los ovarios y extraer los ovocitos. Es un proceso generalmente bien tolerado y solo excepcionalmente conlleva riesgos para tu salud.

Hay dos etapas claras del proceso de donación de óvulos: La estimulación ovárica y la extracción.


Molestias durante la estimulación ovárica


Esta etapa se inicia en los primeros días de regla. Comienza con la estimulación de los ovarios, administrando una medicación con unas hormonas llamadas gonadotropinas que tienen como objetivo hacer crecer y madurar los folículos ováricos. La medicación se autoinyecta diariamente y de forma subcutánea en la zona abdominal. No duele por que se realiza con agujas muy pequeñas, similares a las utilizadas por los pacientes diabéticos.


La estimulación ovárica tiene una duración estimada entre 10 y 14 días aproximadamente, finalizada esta etapa, los folículos que contienen los ovocitos (óvulos) ya están maduros y listos para su extracción.


En la primera fase de la estimulación las molestias son leves y no todas las mujeres las padecen, y si las sienten lo hacen en menor o mayor intensidad:

  • Cambios de estado de ánimo
  • Aumento de pecho
  • Molestias similares a las de la menstruación (dolor de cabeza, inflamación o dolor de abdomen)
  • Sequedad vaginal
  • Cansancio


Complicaciones o riesgos en la extracción de óvulos


La punción folicular es una operación quirúrgica muy sencilla, de unos 15-20 minutos de duración que se realiza por vía vaginal: no dejará ninguna secuela, porque se realiza con una pequeña sonda vaginal que aspirará los ovocitos (óvulos). Se realiza en quirófano, bajo sedación, por lo que no sentirás ningún dolor. Tras un par de horas de reposo podrás irte a casa y continuar con tu vida normal. Antes de marcharte, se te agendará una cita para una revisión ginecológica, donde nos aseguraremos que todo está bien tras el proceso.


Es importante destacar, el hecho de que a medida que los folículos van creciendo y madurando con la estimulación hormonal y nos acercamos al final del proceso y hasta llegar a su extracción, pueden aparecer complicaciones aunque sean muy poco frecuentes.


Afortunadamente la estadística de padecerlas, es cada vez menor gracias a los avances en la ciencia médica y a los controles ginecológicos y ecográficos que periódicamente realizamos. Estos son los más destacados:

  • Hiperestimulación ovárica: cuando hay una respuesta exagerada a la medicación que se administra. Afortunadamente, en la actualidad se ha evitado prácticamente en el 100% de los casos gracias a los nuevos protocolos farmacológicos, por lo que ha dejado de ser una complicación dentro de cualquier proceso de fecundación in vitro.
  • Torsión ovárica. También es una incidencia cada vez menos habitual gracias a los continuos controles para evitarla y a las nuevas pautas médicas, ecográficas y farmacológicas. Se te recomendará adicionalmente no hacer ejercicio intenso los últimos días para evitarlo.
  • Hemorragia, infección o punción de órganos vecinos como consecuencia de la punción ovárica. Son muy infrecuentes y estadísticamente en su conjunto se dan en 1 caso cada 500.


No reduce tus posibilidades de quedar embarazada en el futuro


También es importante que sepas que la donación de óvulos no disminuye tus posibilidades de ser mamá en el futuro, puesto que no implica una disminución de tu reserva ovárica. Solo se recogen los óvulos que tu cuerpo tenía previsto desarrollar en ese ciclo mensual. Debes conocer que de esos óvulos, solo 1 es el que se madura en un ciclo normal. Con la estimulación, conseguimos que maduren todos los de ese mes: pero no afecta a los previstos en ciclos futuros.


En Accuna cuidaremos de ti durante todo el proceso. Es un proceso corto y sencillo sin riesgos ni complicaciones destacables que hará que sientas una gran satisfacción personal e incluso es muy posible que al igual que muchas donantes repitas. Si todavía tienes dudas, contáctanos para resolvértelas ¡estamos a tu disposición!


Nuria Santacruz Atención al paciente de Accuna



Acepto Política de Privacidad