Endometritis crónica Accuna

Endometritis crónica

La endometritis crónica se ha definido como la presencia de células inflamatorias denominadas células plasmáticas de forma persistente en el espesor del endometrio. Esto podría condicionar una alteración en el microambiente uterino y con ello dificultar la implantación de un embrión.

¿Cómo sé si padezco endometritis crónica?

En general, la endometritis crónica cursa de forma asintomática o con síntomas leves e inespecíficos como:


Se trata de una condición poco frecuente en la población general. Su valor como causa directa de infertilidad no ha sido completamente demostrado, por lo que su estudio no se recomienda de forma rutinaria. Sin embargo, en determinados grupos de pacientes sí puede llegar a ser más frecuente. Como en aquellos con historia de fallos repetidos de implantación, en los que se presenta aproximadamente en un tercio de los casos.

Su médico deberá valorar su caso particular y si es conveniente, indicará una histeroscopia. Se trata de una técnica que permite valorar directamente la cavidad uterina con una cámara de 3 milímetros de diámetro introducida a través de la vagina. De esta forma podemos:

  • Observar posibles signos de endometritis.
  • Extirpar pequeños pólipos si es necesario.
  • Realizar una biopsia de endometrio cuyo estudio en el laboratorio nos dará el resultado final.

Este procedimiento es muy bien tolerado, por lo que puede realizarse sin necesidad de sedación.

En cuanto a la exploración física o la ecografía ginecológica convencional, no resultan útiles para el diagnóstico de endometritis crónica ya que en la mayoría de los casos serán normales.

¿Por qué se produce?

La causa más frecuente de endometritis crónica es la infección por gérmenes comunes. Se encuentran en la piel, el tracto urinario o digestivo, o en ocasiones de transmisión sexual. Sin embargo, hasta un 35% de las pacientes en las que se demuestra la presencia de inflamación, el cultivo convencional resulta normal. Por ello, además del hecho de que no todos los gérmenes crecen en los cultivos convencionales, se cree que también podrían estar implicados otros factores no infecciosos, como la autoinmunidad.

¿Tiene tratamiento?

Sí. La endometritis crónica responde al tratamiento antibiótico de primera línea en la gran mayoría de los casos. Incluso en aquellos en los que no se demuestra la presencia de gérmenes. Éste es un antibiótico oral de amplio espectro, lo que quiere decir que tiene actividad contra diferentes tipos de gérmenes. Su administración es sencilla y con escasos o nulos efectos secundarios. En la mayoría de los casos preferimos comprobar posteriormente que la alteración ha remitido, realizando una biopsia en consulta. Diversos estudios indican que la tasa de embarazo mejora significativamente tras el tratamiento de la endometritis crónica. Aunque como se decía anteriormente, resulta preciso continuar las investigaciones a este respecto.

Pide tu cita ¡queremos cuidarte!



  • Eva

    Hola
    Mi caso es que ayer mismo el ginecólogo me dijo que tengo endometritis Crónica, me pauto un antibiótico para tomar 14 días y me mando volver dentro de un año, me dieron para el 21 de octubre del 2021.
    Estoy preocupada por esto, ya que como voy a saber que el antibiótico me hizo efecto y también en un año si me vuelven los síntomas que hago.

Acepto Política de Privacidad