Hidrocele; qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es un hidrocele?

El Hidrocele es la acumulación de líquido en el escroto o saco escrotal, zona que recubre los testículos

¿Cuáles son los síntomas de un hidrocele?

La sintomatología que presenta es un aumento de volumen provocando hinchazón y molestias por causa del líquido acumulado en el interior del escroto. Generalmente no produce dolor.

¿Cómo diagnosticamos un hidrocele?

Para diagnosticar un Hidrocele es importante llevar a cabo una exhaustiva exploración médica y unas rigurosas pruebas que determinen el diagnóstico de Hidrocele.

  • Observar aumento del volumen escrotal
  • El líquido es suave, fluido y transparente. Se coloca una linterna en la zona escrotal y si contiene líquido transparente, se iluminará.
  • Ecografía escrotal


Todo esto ayuda a confirmar un diagnóstico de Hidrocele y poder diferenciarlo de otras patologías como; hernia inguinal, tumor escrotal, quiste de epidídimo, etc.

¿Cuáles son las causas de un hidrocele?

Bebés

En los recién nacidos, el Hidrocele aparece generalmente, en los prematuros y normalmente desaparece durante el primer año de vida sin necesidad de tratamiento y el cual no tiene prevención previa.


Este tipo de Hidrocele comunica el paso del líquidoescrotal y la cavidad abdominal por ello hablamos de Hidrocele comunicante.

Adultos

En los adultos, la mayoría de los casos no determina la causa del Hidrocele, puede ser por antecedentes de procesos inflamatorios (epididimitis, torsión testicular), traumatismos testiculares, después de una cirugía de Varicocele.

¿Se puede prevenir un hidrocele?

El Hidrocele en los adultos se puede prevenir evitando realizar actividades que puedan causar presión o algún tipo de lesión en la zona escrotal, cómo montar a caballo, etc.

¿Cuál es el tratamiento para un hidrocele?

Se aplicará la cirugía siempre que el Hidrocele sea sintomático o se complique.


Las dos técnicas disponibles para realizar dicha cirugía son las siguientes:

  • Plicatura: técnica que se aplica en caso de hidrocele de paredes delgadas. La disección que se realiza es mínima por lo que el riesgo de infección y hematocele también es mínimo.
  • Escisión y Eversión: Hidrocele en caso de paredes gruesas, con mayor riesgo de infección.


Para los pacientes que no pueden tratarse con cirugía existe otra alternativa:


Aspiración: se aspira el líquido escrotal. Aumenta el riesgo de hematocele (sangre acumulada en los testículos) y mayor riesgo de infección.


Con esta técnica hay más probabilidad de recidivas.


Tras la aspiración se suele realizar a los pacientes la Escleroterapia: es una inyección de una solución esclerosante que se inyecta tras la aspiración para conseguir un mayor éxito del tratamiento y se repite cada vez que el Hidrocele es recurrente.

¿Cuáles son las posibles complicaciones relacionadas con un hidrocele?

Las posibles complicaciones más comunes en este tipo de cirugías son:

  • Hematocele (acúmulo de sangre en el escroto)
  • Infección
  • Lesión escrotal
  • Pérdida del escroto
  • Dolor crónico


El Hidrocele no afecta directamente a la fertilidad, pero puede ser un síntoma de otros factores que sí influyan en la fertilidad.


Es importante realizar una autopalpación escrotal ante cualquier cambio de tamaño que observemos y ponerse en contacto con el urólogo para un diagnóstico precoz de posibles patologías.


Noemí López, Técnico de laboratorio en Accuna