Beta hCG - Accuna

Beta hCG (β-hCG). ¿Cómo debes interpretar tu test de embarazo?

¿Cuál es la función de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana) u hormona del embarazo?

La llamada hCG (gonadotropina coriónica humana), es una gonadotropina que produce principalmente el embrión, el organismo empieza a secretarla en el momento de la implantación del mismo en el endometrio. La hormona hCG actúa sobre el cuerpo lúteo del ovario para la producción de la progesterona que tiene un papel muy importante en el embarazo.


Las gonadotropinas son un grupo de hormonas formado por: hormona luteinizante (LH), hormona foliculoestimulante (FSH) y la gonadotropina coriónica (hCG).


Tanto hombres como mujeres producen gonadotropinas, las cuales se encargan de ajustar y regular los procesos relacionados con la reproducción.

¿Qué es el test o análisis de la Beta hCG?

Existen dos tipos de pruebas para detectar la hormona hcg u hormona del embarazo, se pueden realizar en orina o en sangre.


La prueba del embarazo realizada en orina, debe realizarse una semana después de que la mujer esperase su menstruación. Este tipo de examen es cualitativo, indica la presencia o no de la hormona hCG, sin reflejar cual es la concentración de la hormona. Actualmente estos test son cada vez más sensibles, esto nos permite saber si estamos embarazas o no con solo dos días de retraso de la menstruación.


El análisis de beta-hCG en sangre, debe realizarse el primer día que se esperaba la menstruación. Es un examen cuantitativo y nos indicará la presencia de la hormona beta hCG en sangre y su cantidad. Este test nos permite confirmar o descartar el embarazo mucho antes que el test de orina ya que detecta en cantidades muy pequeñas la hormona hCG.


Esta hormona se empieza a secretar tras la fecundación del óvulo por el espermatozoide y su implantación en la cavidad uterina. En las primeras semanas de gestación, el valor de la conocida coloquialmente como «beta» va creciendo exponencialmente.

¿Cuándo es el mejor momento para realizar el test de embarazo en sangre beta hCG?

Para que el resultado sea fiable debemos elegir bien el día en el que debe realizarse la prueba. Si se realiza antes de la fecha óptima puede aparecer el «falso negativo».


Existen varios casos donde se han de realizar los test de embarazo en sangre.


En primer lugar, embarazo natural. Se puede realizar desde el primer día que esperaba la menstruación, 14 días tras la ovulación espontánea.


En los tratamientos de Fecundación in Vitro, ovodonación también tras la transferencia de embriones, se realizará el análisis 14 días después de administrar la progesterona.

¿Cómo debo interpretar el resultado de la Beta hCG?

Siempre dependerá del momento en que se realice el análisis, es muy importante saber cuándo fue el día de la ovulación.


Midiendo los niveles en sangre de la beta hCG, podemos detectar niveles tan bajos como 5mUI/ml.


A partir de 30mUI/ml se considera embarazo con buen pronóstico. Los resultados por debajo de 30mUI/ml la evolución se ve comprometida. Supone riesgo de aborto (ha habido implantación, pero no ha sido evolutivo), embarazo bioquímico o embarazo ectópico.

¿Es una prueba fiable el test Beta hCG o análisis de embarazo en sangre?

Los dos tipos de pruebas son fiables, pero como decíamos anteriormente hay que elegir muy bien el día que se debe realizar la prueba para evitar los falsos negativos.


Debemos considerar los tiempos que indican las instrucciones en los test cualitativos en orina, evitando así datos poco fiables.


En caso de tener un valor bajo de la beta en sangre, el facultativo nos indicará cuando podemos repetirla.


Un resultado positivo indicará siempre que ha habido implantación embrionaria.

¿Qué puede ocurrir en el caso de que el resultado de la Beta hCG sea bajo o negativo?

Si el resultado de la beta es bajo, el pronóstico del embarazo no es bueno, pero no descartaríamos la posibilidad de un embarazo normal. Podríamos encontrarnos ante embarazo bioquímico, embarazo ectópico, etc. Se debe repetir el análisis en unos días para hacer seguimiento exhaustivo de la evolución del embarazo.


El resultado de una beta-hCG negativa, indica que no ha habido implantación alguna.


Se recomienda asistir a una consulta preconcepcional y en el caso de ser un embarazo asistido con técnicas de reproducción su médico debe valorar tratamiento a seguir.


Estíbaliz Quevedo, Supervisora de enfermería de ACCUNA



He leído, entendido y acepto el Aviso legal y la Política de privacidad.