La ecografía morfológica es importante para saber la evolución de la gestación

Efectividad de los tratamientos de reproducción asistida

Antes de decidir comenzar un tratamiento de reproducción asistida la duda sobre su efectividad suele paralizar a muchas mujeres. ¿Cuánto tardaré en quedarme embarazada? ¿Cuántas veces tendré que intentarlo?
Los tratamientos de reproducción asistida tendrán una mayor o menor efectividad dependiendo de múltiples parámetros que condicionan las tasas de éxito del mismo. Algunos de los factores que influyen sobre los resultados son los siguientes:
–    Edad de la mujer
–    Número de ovocitos obtenidos en la punción ovárica (baja reserva ovárica)
–    Calidad ovocitaria
–    Origen de los ovocitos (ovocito propio u ovocito donado)
–    Calidad seminal (determinará la técnica a aplicar en el tratamiento)
–    Origen seminal (cónyuge o donante)
–    Patologías añadidas
–    Alteraciones cromosómicas
Las condiciones físicas de los pacientes también pueden condicionar las tasas de éxito de un tratamiento, puesto que un IMC elevado por encima de los rangos adecuados puede influir de forma negativa, disminuyendo las probabilidades de éxito del tratamiento.
La historia clínica de cada paciente, teniendo en cuenta posibles patologías (miomas, endometriosis, etc), con toda la información anteriormente mencionada serán los factores determinantes para alcanzar el éxito en un tratamiento de reproducción asistida. Anteriormente a la realización del tratamiento, los pacientes se realizarán diversas pruebas que los profesionales médicos consideren oportunas y estas orientarán al facultativo en la elección de las técnicas a realizar en el tratamiento. Estas pruebas y el resto de factores anteriormente mencionados, darán una idea de las tasas aproximadas de éxito para ese tratamiento.
Asimismo, las diferentes técnicas de reproducción asistida presentan diferentes porcentajes de éxito. A continuación, se detallan de forma breve distintas técnicas y las tasas de éxito que presentan:
>Coito dirigido
Es una técnica sencilla, económica y de bajo riesgo que consiste en dirigir las relaciones sexuales al momento más fértil del ciclo menstrual. Se administra una pauta de medicación, para inducir la ovulación en mujeres anovulatorias, disovulatorias o para controlar la ovulación en mujeres con ciclos menstruales regulares. El médico le recomendará el momento a la pareja para mantener relaciones sexuales, que coincida con el momento de la ovulación.
En promedio, las posibilidades de gestar con esta técnica son de aproximadamente un 15% por ciclo.
>Inseminación
Técnica de reproducción asistida que consiste en la introducción de espermatozoides en el útero de la mujer.  No obliga a guardar reposo o a suspender las actividades cotidianas.
¿Cuáles son los tipos de inseminación? IAC: Inseminación Artificial con semen de Cónyuge. Semen de pareja. IAD: Inseminación Artificial con semen de Donante. Semen procedente de un banco de semen de donante anónimo.
Estadísticamente la probabilidad o tasa de embarazo tras una inseminación con semen de pareja es de un 15 %. En las inseminaciones con semen de donante es algo superior, del 20%.
> ICSI y FIV convencional
Actualmente existen dos técnicas principales en Reproducción Asistida utilizadas para lograr la fecundación in vitro. Estas dos técnicas son la fecundación in vitro (FIV) convencional y la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).
En la FIV los espermatozoides del varón capacitados son depositados junto con los ovocitos de la mujer con el objetivo de conseguir una fecundación lo más similar posible a la que ocurre de forma natural. El FIV convencional se utiliza en situaciones como: fracaso repetido de coitos programados y/o de inseminación artificial, esterilidad de origen desconocido (EOD), obstrucción tubárica y endometriosis. Siempre y cuando la calidad seminal de la muestra en el día de la recogida ovocitaria lo permita.
La microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) consiste en la introducción de un único espermatozoide en el interior de un ovocito maduro para conseguir su fecundación. Es la técnica de reproducción asistida (TRA) más empleada. La técnica ICSI no ha variado mucho desde sus inicios. La movilidad espemática, así como la experiencia del embriólogo que realiza la técnica son los dos parámetros más importantes para garantizar la eficacia de la misma.
Actualmente existe una tasa de fecundación similar entre las dos técnicas (FIV e ICSI), siendo de aproximadamente un 70%.
Si deseas ser madre y crees que pueda existir algún problema de fertilidad, pide cita y cuéntanos tu situación. Te ayudaremos a valorar todas las opciones.
Para conocer los próximos temas de nuestro blogsíguenos en facebook o twitter



  • Evelyn

    Buen dia, estoy interesada mi problema es que tengo un hijo de tres años y con mi esposo queremos teber otro bebe desde hace dos años y no he podido quedar embarazada nuevamente. Es algo normal? Gracias

    1. accuna

      Buenas tardes, Evelyn. Cuando tienes problemas para concebir durante más de un año, lo mejor es que acudas a un especialista para ver si existe algún problema que impide que se desarrolle el embarazo. ¡Mucho ánimo en la búsqueda! Si quieres llamar a la clínica estaremos encantados de ayudarte, 965 126 690 🙂

Acepto Política de Privacidad