El reloj biológico también corre para el hombre

El reloj biológico también corre para el hombre

Desde siempre la edad femenina ha jugado un rol importante en el tema de la fertilidad. Sin embargo, hoy en día, gracias a las investigaciones y al avance de la ciencia se ha podido constatar que el reloj biológico del hombre también interviene en el porvenir reproductivo de la pareja. Al igual que en la mujer, a partir de los 35 años comienza una disminución de la reserva ovárica y conjuntamente de la calidad del óvulo, en el hombre también se experimentan cambios en la misma franja de edad, en concreto, se produce un descenso en la calidad de los espermatozoides.

No obstante, existen diferencias en los distintos sistemas reproductivos de la mujer y el hombre. Porque a diferencia de las mujeres, que nacen ya con una dotación de ovocitos y al llegar la menopausia prácticamente no tienen ya reserva, los hombres generan los espermatozoides constantemente, a pesar de su edad.

Mientras que en el caso de la mujer los problemas aumentan a partir de los 35 años, momento en el que se incrementan las probabilidades de anomalías fetales, siendo la más común la trisomía de par 21 (Síndrome de Down). Asimismo, también la edad del hombre puede hacer que se produzca una baja tasa de embarazos, además de algunas anomalías fetales, en el caso de que puedan concebir.

Por esas razones, es importante que las parejas sean conscientes de sus limitaciones físicas y los problemas saludables que puede acarrear un embarazo con una edad más avanzada para afrontarlos y con ayuda de un equipo médico sobrellevarlo lo mejor posible, haciendo frente a los imprevistos que puedan surgir.

Por todo lo anterior, las parejas deben de concienciarse que, en temas reproductivos, el reloj biológico tiene un papel importante en ambos y, no solo en la mujer, como muchos erróneamente creen.



Acepto Política de Privacidad