Biopsia testicular

Biopsia testicular: solución a la infertilidad masculina

La biopsia testicular

Es una prueba sencilla, que se realiza con una doble finalidad:

Diagnosticar y analizar, mediante diferentes estudios morfológicos o genéticos, las posibles causas de una escasa producción de esperma o de la mala calidad de los espermatozoides.

Por otro lado, extraer espermatozoides que más tarde se podrán utilizar en tratamientos de reproducción asistida.

¿Quién se debe realizar la biopsia testicular?

La biopsia testicular está recomendada para aquellos pacientes varones que se han realizado previamente un seminograma y en el resultado de este, aparecen diferentes alteraciones o la ausencia de espermatozoides en el eyaculado (azoospermia). También se realiza a varones que se han hecho una vasectomía. Con esta técnica y mediante un tratamiento de fecundación in vitro (FIV) podrán ser padres.

Una vez realizada la biopsia testicular, los resultados que se esperan son:

  • Conocer si la producción de espermatozoides en el testículo es normal.
  • Diferenciar la patología, es decir, si el problema proviene de la producción secretora o por el contrario el problema es obstructivo.
  • Obtener espermatozoides y recuperarlos para realizar un tratamiento de fertilidad que podrán ser congelados en caso necesario y recuperarlos para realizar un tratamiento de fertilidad.

¿Qué tipos de biopsia testicular existen?

  • Biopsia testicular abierta (TESE): Proviene del inglés Testicular Sperm Extraction. En este tipo de biopsia se extrae un fragmento del testículo. Se realiza generalmente cuando hay una azoospermia no obstructiva y se prevee que puede ser muy complicado extraer espermazoides.
  • Biopsia testicular percutánea (TESA): Proviene del inglés Testicular Sperm Aspiration. En este tipo de biopsia se extrae una fina hebra del testículo mediante una aguja. Se realiza normalmente cuando hay una azoospermia obstructiva, incluyendo los varones con vasectomías previas y se sospecha que siguen generando espermatozoides.

¿En qué consiste el procedimiento para llevar a cabo la biopsia testicular?

Se trata de una intervención quirúrgica menor y sencilla.

El urólogo realiza una o varias incisiones en uno o en ambos testículos en la bolsa del testículo y se obtiene una muestra de tejido testicular.

El biólogo recogerá este tejido y mediante unas agujas disgregará el fragmento testicular, liberando los espermatozoides que hay en el interior. Posteriormente, a la muestra se le hará un concentrado para poder realizar una inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) y con ello poder fecundar los ovocitos de la pareja.


Esta prueba se realiza bajo anestesia local si se realiza una TESA o mediante sedación si se trata de una TESE. La herida producida es pequeña y el post operatorio puede durar una semana. El tratamiento a seguir durante esos días será el siguiente:

  • Reposo relativo
  • Llevar un suspensorio
  • Mantener la zona seca.
  • Evitar mantener relaciones sexuales durante al menos una semana.
  • Aplicar frio local para aliviar dolor y la inflamación.

¿Qué complicación pueden surgir tras la biopsia testicular?

  • Sangrados
  • Hematomas de la piel e intratesticulares
  • Infección
  • Dolor y tumefacción

No son complicaciones graves, por lo que generalmente con analgésicos y antiinflamatorios debería ser suficiente para el post-operatorio.

¿Qué estudios complementarios existen?

Estudio de la Meiosis

Es un estudio que se realiza a pacientes que han tenido abortos previos de repetición y los espermatozoides tienen baja movilidad (astenozoospermia). Esto se atribuye en un 18% de los casos a la alteración de la meiosis en la producción de espermatozoides. Para poder realizarlo es necesario realizar una TESA. No existe tratamiento para la alteración de la meiosis por lo que, aunque podamos recuperar espermatozoides no es posible separar los espermatozoides normales de los alterados, lo que puede llevar a tener embriones que tengan una menor calidad o sufran un bloqueo embrionario.

Estudio de la Histología

Se realiza en pacientes con bajo número de espermatozoides en el eyaculado (oligozoospermia) o si no hay espermatozoides (azoospermia), para evaluar mediante el tejido testicular donde se encuentra la alteración en la producción de espermatozoides. Para ello es necesario realizar una TESE.


Desde Accuna queremos ofrecer a nuestros pacientes las soluciones necesarias para sus posibles problemas de fertilidad, tanto femenina como masculina.

Si en algún momento tiene cualquier duda acerca de esta prueba, estaremos encantados de resolver sus preguntas.


Miguel Herreros. Biólogo de clínica ACCUNA



  • M dolores

    Quiero saber el precio de una biopsia testicular y una fecundación invito mi marido se opero hace años y queremos tener un hijo

He leído, entendido y acepto el Aviso legal y la Política de privacidad.