Reserva ovárica y fertilidad- Accuna

Reserva ovárica y fertilidad

En todo estudio inicial que se le realiza a una mujer para conocer su potencial reproductivo en una visita de fertilidad nos encontramos con la reserva ovárica. Muchas pacientes desconocen este término, por lo que vamos a familiarizarnos con él.

¿Qué es la reserva ovárica?

La reserva ovárica hace referencia a la calidad y cantidad total de ovocitos (óvulos) de los que dispone una mujer a lo largo de su vida.

Así pues, las mujeres nacemos con una dotación ovárica de alrededor un millón de ovocitos y conforme vamos creciendo y llegamos a la pubertad, esta cantidad se reduce aproximadamente a la mitad, es decir, 500.000. A partir de este momento, cada mes los iremos liberando poco a poco hasta ovular un máximo de 400 ovocitos serán ovulados y el resto se perderá.

Pero ¿cómo influye la reserva ovárica a la hora de ser mamás?

La reserva ovárica está relacionada con la edad y con el potencial reproductivo de la mujer, tanto para conseguir un embarazo de forma natural, como por técnicas de reproducción asistida, por lo que a mayor edad, menor reserva y menor calidad de los ovocitos.

El periodo más fértil para la mujer es el comprendido entre los 16 y los 30 años ya que la calidad y cantidad de ovocitos es buena. A partir de los 35 años esta reserva disminuye, a lo que tenemos que sumar que con la edad aumentan las alteraciones genéticas en los óvulos pudiendo trasmitirlas a su futura descendencia.

No sólo la edad tiene un impacto negativo en la reserva ovárica, existen otros factores que influyen en ella:

  • Tratamientos de quimioterapia y radioterapia
  • Estrés
  • Obesidad
  • Hábitos de vida poco saludables
  • Tabaco, drogas y alcohol
  • Ciertas patologías como la endometriosis, el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP) y las infecciones pélvicas

La velocidad a la que la reserva ovárica se va agotando en las mujeres es distinta, por ello la menopausia llega a diferentes edades. Existen casos en los que la reserva se puede agotar a una edad temprana pero es un caso especial llamado Fallo Ovárico Precoz.

Cómo conocer nuestra reserva ovárica

Los especialistas en fertilidad disponemos de diferentes pruebas y analíticas para determinar la reserva ovárica. Entre las más utilizadas se encuentra la realización de una ecografía y una analítica hormonal entre el 3er y el 5º día del ciclo menstrual. A esta ecografía se le llama ecografía basal y los valores que se analizan en la analítica son la FSH (hormona folículo estimulante) y el Estradiol. Una FSH elevada es un indicador de que existe una reserva ovárica reducida.

También incluimos otro valor a la analítica que evalúa la reserva ovárica: la hormona antimülleriana. Esta hormona regula el desarrollo de los óvulos y evita que en cada ciclo se derroche una cantidad excesiva de folículos ováricos, por lo que a mayor nivel de AMH, mayor es el número de ovocitos disponibles. A diferencia de la FSH y el Estradiol, esta analítica se puede realizar en cualquier momento del ciclo menstrual.

 



Acepto Política de Privacidad