¿Cómo puedo saber si soy fértil? Chequeo de fertilidad

Para responder a esta pregunta basta con realizarte una simple consulta ginecológica.Una prueba habitual (ecografía vaginal) que de forma muy sencilla permite conocer la reserva ovárica de la mujer y tener una previsión de su evolución en cuanto a las probabilidades de quedar embarazada. Entonces ¿Por qué no se hace habitualmente?

No hay una sola razón para que suceda esto, hay varios factores, ninguno determinante, es un conjunto en que todos influyen. La importancia de conocer la reserva ovárica de una mujer, tiene que ver con el hecho, ya habitual, de la planificación de la maternidad, que en la actualidad se post-pone por motivos personales, o sociales, pero lo cierto es que las mujeres son madres cada vez a una edad más avanzada. Hoy en día podemos ofrecer una serie de técnicas para hacer que esta situación se realice de manera más segura.

En primer lugar, como ya he indicado, conocer la reserva ovárica, información que se obtiene de forma fácil e indolora, y que convenientemente reflejada en la historia clínica, ayuda a tomar decisiones de forma más consciente, con información adecuada para diferir la maternidad de manera más consciente.

Por otra parte, las técnicas de crioconservación de óvulos, permiten de forma sencilla, segura y económica, conservar los óvulos propios en un momento en que sean más fértiles y poder reservarlos para poder disponer de ellos en el momento deseado, con todo el potencial de fertilización que tienen en el momento de la extracción, y así garantizar una mejor calidad en el proceso del embarazo.

Cuándo debo acudir a un especialista

En caso de presentar alguno de estos supuestos es importante que acudas a un experto para que te ofrezcan la mejor solución que responda a tus necesidades:

  • Antecedentes obstétricos o reproductivos con complicaciones (abortos, hijos previos con defectos congénitos, muertes fetales intraútero, parto pretérmino).
  • Antecedentes personales o familiares de enfermedades genéticas o hereditarias.
  • Alguna enfermedad crónica como: diabetes mellitus, enfermedad renal (incluida la hipertensión arterial previa al embarazo), epilepsia, enfermedad cardiovascular, cáncer y otros procesos médicos que precisen de medidas previas a la gestación.


Acepto Política de Privacidad