Los diferentes modelos de familias

Nuestra sociedad evoluciona y a su vez se han ido modificando los patrones clásicos de familia gracias a la diversidad.

Estamos dando mayor relevancia al elemento afectivo para la formación de la familia.

Hace unos años, los modelos familiares se limitaban a parejas heterosexuales con hijos propios naturales o adoptados, madres solteras, madres o padres viudos, separados o divorciados.

En la actualidad conviviendo con el modelo tradicional nos encontramos con hijos de parejas  homosexuales.

En el caso de las familias homoparentales, aquellas formadas por dos hombres o dos mujeres, son modelos de familia cada día más frecuentes en nuestra sociedad. Por este motivo es esencial la incidencia de los avances tecnológicos y médicos en la reproducción humana para tener descendencia.

Las parejas heterosexuales debido al estilo de vida y al retraso de la edad materna para concebir han tenido que recurrir a la medicina reproductiva. Las técnicas de Reproducción Asistida a estas parejas les ofrece la fecundación in vitro, la donación de gametos (óvulos y espermatozoides) y la donación de embriones.

Las parejas lesbianas pueden tener hijos gracias al banco de semen y empleando el método ROPA (recepción de óvulos de la pareja), donde una mujer gesta al feto y la otra aporta los óvulos.

Las parejas masculinas necesariamente han tenido que recurrir a la Gestación Subrogada o “vientre de alquiler”, por supuesto fuera de España al no ser una técnica permitida en nuestro país, al igual que el padre soltero por elección.

Las madres solteras también tendrán que recurrir al banco de semen o a la donación de embriones.

La familia homoparental o monoparental representa un contexto tan válido como otro cualquiera para que un niño crezca sin ningún tipo de problema. Siempre y cuando las necesidades emocionales y necesidades físicas estén cubiertas por adultos que lo quieran, respeten y lo acepten.

Estíbaliz Quevedo, supervisora de Accuna.



Acepto Política de Privacidad